•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En US$5,000,000 estima la Fiscalía que podría ser lo presumiblemente estafado a 30 personas por Álvaro Montealegre, Roberto Bendaña y Hugo Paguaga.

“La deuda anda por más de US$5,000,000, y las víctimas son aproximadamente 30”, dijo la fiscal adjunta Ana Julia Guido.

En el transcurso de los días van a seguir las denuncias, como lo hicieron Jorge Tinoco Fonseca, y la familia López Noguera, de León, agregó la funcionaria.

Para estafar, los acusados crearon una empresa de “maletín”, aseguró Guido, refiriéndose a la sociedad anónima International Investments and Financial Services, INC.

Montealegre desvincula a su cuñado

Álvaro Montealegre confirmó haber enviado una carta al Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, en la que exime de responsabilidades a su cuñado Roberto Bendaña, por lo que hace al caso de las monjitas del Colegio Teresiano.

En la carta con fecha del pasado 26 de agosto, Montealegre escribe a monseñor Brenes: “Permítame decirle que mi cuñado Roberto Bendaña no es parte de la compañía de inversiones, lo fue a su inicio y cesó él de ser parte el 11 agosto del 2009”.

En la misiva entregada hace tres días en la Curia Arzobispal de Managua, Montealegre le pide al arzobispo Brenes que le ayude a concretar una reunión con las hermanas de la congregación teresiana.

La fiscal adjunta al ser consultada por los periodistas en relación con la referida carta, le restó importancia, y expresó que el único acuerdo que piden las monjas es el pago de sus US$526,000.

Guido: “Paguaga cooperador”

Al referirse a la comparecencia de los tres acusados en el Ministerio Público, la fiscal adjunta, Ana Julia Guido, dijo que Álvaro Montealegre se negó a declarar acogiéndose a su derecho constitucional de no hacerlo.

Guido expresó que en el caso de Bendaña, al declarar presentó varios documentos que donde podrían servirle es en el juicio, y no en esta etapa de la investigación que realiza la Fiscalía.

A diferencia de Montealegre, Hugo Paguaga --el tercer acusado-- ha sido quien más ha colaborado con el Ministerio Público durante las entrevistas que le han hecho los fiscales,

subrayó Guido.

Acusados insisten en su inocencia

Hugo Paguaga, Álvaro Montealegre y Roberto Bendaña --quienes este viernes fueron llevados de uno en uno a la Fiscalía bajo custodia policial, en una patrulla de la Dirección Judicial Nacional, DAJ--, reiteraron que ellos no han estafado a nadie.

“Yo sé que va salir la verdad. Yo soy inocente”, dijo Paguaga a los periodistas que lo abordaron al subir a la patrulla que lo llevó de regreso a su residencia, donde permanece bajo arresto con vigilancia policial.

Roberto Bendaña afirmó a los periodistas que quienes deben pagar a las monjas teresianas y a las otras personas que han denunciado son los directivos de International Investments and Financial Services, INC.

“Yo debo tener confianza en que ellos --Montealegre y Paguaga-- van a pagar”, manifestó Bendaña al ingresar al Ministerio Público, donde fue recibido por el fiscal de la Unidad Anticorrupción y Contra el Crimen Organizado, Giscard Moraga.

En representación de Álvaro Montealegre, quien habló con los periodistas fue su abogado Harlen Huete. Este sostuvo que la empresa creada por su representado y por los otros dos acusados operaba legalmente.

Huete aseguró que los reclamos de las monjas teresianas y de los otros dos denunciantes no constituyen delito, “sino incumplimientos contractuales”, agregando que buscará cómo reunirse con los denunciantes para alcanzar acuerdos.

 

Sándigo pide justicia

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, monseñor René Sándigo, instó a las autoridades a hacer justicia en el caso de la estafa agravada denunciada por las religiosas teresianas.

“Nos parece una actitud valiente de parte de las hermanas, que a pesar del riesgo han puesto las cosas en claridad, esperamos que se dé una respuesta y se ventile quién es el personaje que está haciendo esta actividad delictiva”, dijo monseñor Sándigo.