• Managua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Nicaragua dijo a través de una misiva enviada a Costa Rica y que fue hecha pública hoy, que la nueva escalada verbal del Gobierno de San José, “pareciera tener por propósito insertarse en la campaña orquestada por otros países de la región en contra” de nuestro país y reclama además a los vecinos del Sur por la “antojadiza interpretación” de las medidas establecidas en marzo de 2011 por la Corte Internacional de Justicia, CIJ, en torno a la zona de Harbour Head.

La misiva firmada por el canciller Samuel Santos y dirigida a su homólogo tico Enrique Castillo, es originada por dos notas diplomáticas en las que el vecino del sur avisa a Nicaragua que “en el curso de esta semana” visitará la zona en disputa.

“Tal y como ha sucedido anteriormente, Costa Rica insiste en realizar notificaciones de último momento a Nicaragua, en un intento superficial de disfrazar su incumplimiento a la Ordenanza de la Corte (de La Haya), la cual es clara al indicar… que (Costa Rica) puede enviar personal civil encargado de la protección del medio ambiente única y exclusivamente ante la necesidad de evitar un daño ambiental irreparable en la zona en disputa…”, reza la carta.

“Sorprende de sobremanera que el Gobierno de Costa Rica todavía pretenda alegar la necesidad de ‘evaluar la situación’ del territorio objeto de las medidas provisiones”, agrega el canciller, para luego invocar la ordenanza del pasado 16 de julio en la que la CIJ rechazó la solicitud de modificación de las medidas previsionales presentada por Costa Rica, pues el vecino país no logró demostrar que existe “riesgo de daño irreparable al medio ambiente”.

“En razón de lo anterior, la intención de Costa Rica de enviar personal al área en disputa pone en entredicho la verdadera intención de su gobierno al realizar esta visita de campo”, añade.

La carta también recuerda a Costa Rica que el uso de una embarcación para trasladar a su personal hacia Harbour Head, “va más allá de lo otorgado” por la CIJ, pues la sentencia de 2009, limita el derecho de navegación de los costarricenses exclusivamente “con fines de comercio” sobre el río San Juan.

Así mismo, el canciller Santos le indicó a Castillo que su país ha violado en numerosas ocasiones el espacio aéreo de Nicaragua, por lo que le solicita seguir las normas internacionales y utilizar los mecanismos pertinentes para sobrevolar el territorio nacional.

Finalmente, en la comunicación diplomática se asegura que “el Gobierno de Nicaragua no ha autorizado que se efectúen trabajos de cualquier tipo en el área en disputa, ni ha enviado personal a esa zona”.

“En vista de lo anterior, no puedo dejar de notar que ésta nueva escalada verbal de su Gobierno pareciera tener por propósito insertarse en la campaña orquestada por otros países de la región en contra de Nicaragua”, expresa el canciller.