•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Julio Antonio Calero Pasos, considerado por la Policía como uno de los hombres de confianza de una red narco que operó en Nicaragua, del año 2006 al 2012, jefeada por el costarricense Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”, lavó más de un millón de dólares.

Así lo dice un informe financiero presentado este martes por un agente de la Dirección de Delitos Económicos, DIE, en el inicio del juicio donde la Fiscalía acusa a Pasos por lavado de dinero, crimen organizado y transporte internacional de estupefacientes.

En el informe financiero presentado ante la jueza Segundo de Distrito Penal de Juicio de Managua, Adela Cardoza, se indica que entre el 2006 y el 2012, Calero tuvo ingresos no justificados de US$78,081.45 y egresos de C$84,000.

En el período antes mencionado, Calero laboró para una empresa en Granada devengando un salario de C$4,000 y posteriormente habría trabajado como topógrafo.

“Por lo tanto, no hay fuentes que justifiquen los ingresos y egresos de Julio Calero Pasos", dijo el capitán de la DIE al brindar su testimonio ante la jueza Adela Cardoza.

El fiscal auxiliar Giscard Moraga Guillén dijo que Calero se encargaba de transportar cargamentos de droga, de Costa Rica a Guatemala, y dinero narco de Guatemala a Nicaragua.

Invertía en bienes inmuebles

Según el representante del Ministerio Público, Calero invertía sus ganancias en la compra de bienes inmuebles, aunque en los Registros solo aparece la venta que él hizo de una casa en Managua.

Con en el juicio de Calero suman 25 los acusados de ser parte de una red de presuntos narcotraficantes desarticulada por la Policía Nacional hace poco más de un año.

En un primer juicio relacionado fueron acusadas 24 personas, de las cuales 22 fueron condenadas en primera instancia, entre ellas el otrora empresario de espectáculos Henry Fariñas y el exmagistrado suplente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Julio Osuna Ruiz.

En el primer juicio, que concluyó la madrugada del 25 de septiembre del 2012, solo fueron absueltos William Vargas, que según la acusación era socio minoritario del night club Elite, y Carolina González, que alcanzó un acuerdo con la Fiscalía, lo que le permitió pasar de acusada a testigo.

De los 22 sentenciados, el único que no está preso es Guillermo Terán, quien permanece bajo arresto domiciliar, en virtud de un dictamen médico legal.

Expectación por sentencia

En los tribunales capitalinos, en las últimas dos semanas ha crecido la expectación ante la posibilidad de que los magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua den a conocer su sentencia de la apelación del caso Osuna-Fariñas.