•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM, informó ayer que 18,500 adultos mayores que cumplieron 60 años y cotizaron al menos 250 semanas están recibiendo pensión reducida al mes de septiembre.

Según el presidente de esa organización, Porfirio García, desde que el Gobierno ordenó al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, mediante el decreto presidencial 28-2013, “se conoció que eran más de los afiliados los que tenían que recibir este derecho”.

En agosto, la UNAM y el INSS tenían contabilizados 10,952 adultos mayores con derecho a pensión reducida. El Seguro Social empezó a pagar desde el 5 de agosto en diversas sucursales bancarias de todo el país la pensión reducida de vejez.

García expresó a El Nuevo Diario que los pagos se están realizando los 5 de cada mes, y que siguen recibiendo solicitudes de pensión reducida.

La UNAM calcula que a finales de año serán 20,000 viejitos los que reciban la pensión reducida.

Seis años de lucha

Los adultos mayores realizarán el próximo lunes en la rotonda “Hugo Chávez” un acto para celebrar el sexto aniversario del surgimiento de la UNAM.

García manifestó que durante este tiempo han mantenido una “lucha justa” para beneficiar a todos los adultos mayores que cotizaron durante varios años al INSS.

Funcionarios del Gobierno calculan que serán necesarios entre C$600 y C$800 millones al año para que el INSS mantenga el pago de la pensión reducida a los adultos mayores.

De acuerdo con el Anuario Estadístico del INSS 2012, un total de 63,968 pensionados por vejez recibieron C$3,791.2 millones en concepto de pensión.

Buscan más beneficios

García indicó que han solicitado diversas ayudas para los afiliados de su organización, a través de la Promotoría Solidaria.

“Ya estamos recibiendo descuentos en los supermercados, en la factura del agua, exámenes de la vista, pero todavía faltan muchos beneficios que estamos negociando”, dijo.

Mencionó que semanalmente continúan reuniéndose con la Comisión nombrada con el Gobierno para buscar mayores beneficios.

“Nos hemos reunido con autoridades sanitarias para garantizar atención médica para los adultos mayores, pero también falta negociar un menor cobro de la factura de energía eléctrica”, indicó.

 

Llegarán a 20 mil

La Unión Nacional del Adulto Mayor, UNAM, calcula que al finalizar 2013, un total de 20,000 adultos mayores estarán recibiendo la pensión reducida.