•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un torrencial aguacero acompañado de descargas eléctricas y fuertes vientos, provocó la muerte del niño Yauckdrick Bellorín, de 12 años, cuando se encontraba comiendo en su vivienda, en el barrio “Óscar Gámez”, en Estelí y un rayo cayó cerca de él, confirmó el teniente Sergio Cáceres, del Benemérito Cuerpo de Bomberos.

El teniente Cáceres explicó que el rayo aparentemente le provocó un infarto al menor y pese a que fue auxiliado por vecinos y los bomberos, este falleció mientras era atendido por los paramédicos.

Yauckdrick era el segundo de cinco hijos de Damaris Bellorín, quien se dedica a la elaboración y venta de tortillas. El menor era quien ayudaba a su madre en el trabajo.

Uriel López, dirigente comunitario, se movilizó por el barrio donde falleció el menor, para realizar una colecta con el objetivo de ayudar a la familia del niño con los gastos del velorio y el ataúd, ya que no tenían recursos para costearlos.

El fuerte aguacero, que duró alrededor de una hora, provocó la anegación de 16 viviendas en los barrios El Rosario y “Jaime Úbeda”, donde los pobladores perdieron enseres domésticos, debido a problemas de drenaje, lo que provocó que las corrientes con lodo y basura entraran a los inmuebles.

En el barrio “Jaime Úbeda”, los pobladores tuvieron que organizarse en una brigada para abrir un cerco con láminas de metal que una empresa que construye un edificio instaló, y no dejaba pasar las corrientes.

Los afectados dijeron que entablarán una demanda judicial contra la empresa constructora para que les pague los daños.

Daños en red vial

Daños en 23 kilómetros de las vías en Wiwilí y afectaciones menores en cultivos en algunas zonas del país, es el reporte preliminar que brindó ayer la Defensa Civil.

El coronel Rogelio Flores, jefe de Defensa Civil, señaló que de lunes para martes las condiciones no han cambiado, y en los últimos días las lluvias se centraron en el Pacífico, además en el centro del país, propiamente en los municipios Teustepe, Tecolostote y San Lorenzo, en Boaco, además del departamento de Chontales, así también al norte y sur del Caribe.

En la parte norte del país, en Jinotega, fueron afectados Wiwilí, con 23 kilómetros de carreteras dañadas, y San Juan de Río Coco, y en Matagalpa, en el municipio La Dalia se registraron lluvias fuertes, asimismo, en el sector de la entrada a Terrabona, donde se construye un puente.

Hasta el momento, solo en Wiwilí se registran daños en la agricultura, donde se han destruido totalmente 40 manzanas de maíz y 1.5 manzanas de café, pero aún se está recolectando información sobre los daños a los diferentes cultivos.

Otras fuentes indican que en el municipio de Teustepe, Boaco, se reportó la muerte de al menos 65 animales, entre reses y terneros, así como de una veintena de aves de corral.

En la comarca Pasmata, en Jalapa, municipio de Nueva Segovia, se reportaron correntadas de lodo, que inundaron varios campos de arroz, sin que se determinara el área dañada.

Por otra parte, en León y Chinandega se registraron correntías que arrastraron material del volcán San Cristóbal, producto de las mismas lluvias. Aquí no hay reportes de afectados.

Defensa Civil informó que a nivel nacional hay 3,415 personas afectadas y 817 viviendas anegadas.

 

(Con colaboración de Leoncio Vanegas)