•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los buses que permitían el pago mixto iban sobrecargados; los de pago electrónico se observaban vacíos, y algunos centros de recarga presentaban problemas en el sistema. Esa fue la tónica del primer día con el pago electrónico en unidades alternas, que implementó el Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma.

Mientras para muchos usuarios fue problemático el abordar los buses ayer, para las autoridades del Irtramma resultó un ejercicio exitoso la utilización de las primeras 250 unidades que solo aceptan tarjeta electrónica.

Marvin Pomares, en representación del Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores, Indec, dijo que entre las 6:30 y las 9:00 a.m. estuvieron en las principales paradas de buses, donde observaron la aplicación del sistema alterno de buses de dos unidades con pago mixto y una con pago solo electrónico.

“Los usuarios estaban desesperados. Algunos por no tener la tarjeta y otros por hacer una recarga. Así fue que los buses de pago electrónico viajaban con un promedio de entre dos y cinco pasajeros, mientras los mixtos iban sobrecargados, lo que fue aprovechado por la delincuencia”, expresó Pomares, tras manifestar que supo de tres robos en la parada de la Universidad Centroamericana, UCA.

El representante del Indec destacó que hubo conductores que arrancaron las identificaciones a las unidades para cobrar en efectivo, mientras otros, aunque llevaban el letrero de solo pago electrónico, aceptaban dinero.

Por otra parte, buses de las rutas 111, 112, 114 y 119 fueron retenidos por el Irtramma y trasladados al depósito municipal, por cometer anomalías contra el nuevo sistema de pago.

Miguel Álvarez, de la Cooperativa Colón, y uno de los representes de 27 cooperativas, dijo que las unidades fueron retenidas porque los conductores cometieron irregularidades en el servicio que brindaban a la población.

“El Irtramma nos regula, y nosotros tampoco vamos a permitir que los conductores presten un mal servicio”, aseguró.

Danilo Sánchez, en representación de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte, Urecootraco, dijo que los validadores funcionaron a la perfección y no se registraron problemas.

Managuas deben adaptarse

El representante de Irtramma, Francisco Alvarado, afirmó que espera que hoy los usuarios estén advertidos de cómo funciona el sistema, carguen su tarjeta y tengan saldo para movilizarse.

“Recordemos que estamos hablando del primer día y de solo 250 buses con pago electrónico, de (un total de) 835. Creemos que vamos bien, y poco a poco la población tiene el reto de irse acostumbrando al uso de las tarjetas”, dijo el director del Irtramma, quien agregó que más de medio millón de tarjetas están en poder de los capitalinos que usan el transporte público.

Alvarado destacó que los usuarios, en aras de la modernidad, deberán crearse la costumbre de hacer la recarga, y que lo de ayer fue un buen comienzo.

Uso de tarjetas se elevó

Anielka Cuarezma, gerente de Relaciones Públicas de MPeso, dijo que el uso de la tarjeta se duplicó a eso del mediodía, cuando se registró un total de 56,846 pasajes efectuados (14.2% del total de los 400,000 usuarios diarios), y se registraron 21,323 recargas con un valor promedio de C$20 y C$30.

Comparado con el 1.25% (5,000 pagos de usuarios) que en promedio utilizaban las tarjetas en las semanas anteriores, la cifra se incrementó en 12.95%, hasta ayer. Mientras tanto, en los centros de entrega de tarjetas gratuitas, volvieron las largas filas.

La vocera de MPeso dijo que el problema es que los nicaragüenses dejamos todo a última hora, por tanto, muchos fueron a recargar su tarjeta por la mañana, y la cantidad de actividad sobrecargó el sistema y este se puso lento.

Agregó que para dar respuesta a la población, MPeso dispuso de quioscos móviles que estarán funcionando desde las 6:30 a.m. en las principales paradas de buses.

Señaló que el algunos medios de televisión se dijo que los validadores estaban funcionando mal, marcando el pasaje a C$3.00, sin embargo, aclaró que eso lo marcan las rutas 154, 158 y 262, cuando salen de la zona urbana, y están autorizados a cobrarlo solo en el tramo rural de su ruta.

Usuarios resignados

“Para mí está bien el nuevo sistema. Así no tengo que andar efectivo, que ahora es un peligro. Yo no he tenido problemas para trasladarme”, expresó Julio César Silva, quien se encontraba ayer en la parada de la UCA.

La usuaria Elieth Vanegas dijo que desconocía que el jueves comenzaría a aplicarse el sistema alterno, y esto le causó muchos inconvenientes, pues tuvo que esperar mucho tiempo para poder trasladarse a su destino.

Para Marlon Acuña también resultó un problema transportarse en buses ayer, pues no tenía recargada su tarjeta.

En San Judas, Verónica Munguía también se quejó porque aseguró que a pesar de haber recargado con C$50, la bajaron de dos buses, ya que la pantalla del validador señalaba que no tenía saldo.

“Vengo del Malecón y me costó trasladarme. Creí que tenía saldo, pero no era así. Luego, suplicando para que me aceptaran el efectivo, porque las otras rutas venían llenas”, dijo Walter Cuarezma, un ciudadano que a pesar de todo consideró positivo el nuevo sistema.

 

Opiniones se trasladaron a las redes sociales

Los inconvenientes enfrentados ayer por los usuarios del transporte urbano colectivo de Managua se reflejaron en las diversas redes sociales, donde confluyeron opiniones adversas y a favor del nuevo sistema de cobro mixto.

En Facebook, Gilbert Gaitán Largaespada comentó: “Yo no soy de Managua e igual ando usando la tarjeta. Lo que pasa es que la gente le ha puesto muchos peros a esto de las tarjetas, pero yo tengo rato de usarla y no he tenido problema alguno. Con esas actitudes nunca va a desarrollarse el país”.

En tanto, Frank Reyes narró lo vivido ayer al intentar abordar una ruta. “En las (rutas) que dicen ‘pago mixto’ no alcanza la gente, y las (que indican) ‘solo tarjeta’ van vacías. Managua es un caos”, expresó.

El usuario Docente Iglesias Padilla también denunció que es una “grosería en contra de quienes se levantan temprano para ir a sus trabajos, a sus escuelas, universidades o para ir a realizar sus mandados, y encontrarse con esta escena donde no podés abordar los buses solo porque no obedecés la orden de usar su sistemita”.

En cambio, otros usuarios hacen referencia a que antes de aplicar este sistema de pago en el transporte era necesario “modernizar” otros aspectos del transporte, como la educación y seguridad vial, así como nuevas vías de acceso.

“No sean ‘jinchos’, si se van al extranjero donde la mayoría tiene este sistema, se culturizan y se adaptan, pero aquí no se quieren modernizar, hay que ser positivos”, refirió una usuaria identificada como Fresy Ruiz de Zavala.

En Twitter, nuestros seguidores también tenían opiniones distintas sobre si tuvieron problemas con encontrar los puestos de recarga. Rachel Cruz, @cruzreych, respondió: “Están recargando sin problemas en Multicentro Las Américas, planta baja!”. Mientras que Tania Trejos, @TaniaTrejos, escribió: “Mi madre me quiso recargar y no lo pudo hacer, porque el ‘sistema’ estaba caído”.

Bertha Rojas López apuntó que “todo cambio genera inconformidades, pero eso del pago con tarjeta lo vienen anunciando desde hace meses, ¿por qué no han recargado con tiempo los usuarios? En la mayoría de los casos es una cuestión de actitud, el cambio ya está, se va a hacer de ese modo el pago, pues hay que ir acostumbrándose y recargar igual como cuando recargamos el celular para una llamada”.

Cristhian Pérez