Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

TEGUCIGALPA Tomado de La Prensa de Honduras

El gobierno venezolano de Hugo Chávez empezó a recortar el crédito que otorga a los envíos petroleros dentro de la alianza energética Petrocaribe, del cual Honduras forma parte, debido a la baja del precio del crudo en el mercado internacional.

Hugo Chávez decidió modificar las formas de contratación de venta a crédito del combustible a Honduras y a sus demás países aliados, beneficiarios del pacto energético.

Según el periódico venezolano El Nacional, la empresa estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA, redujo de 60 a 50% el monto que financiará a largo plazo de la factura petrolera; el otro 50% será pagado en un plazo no mayor de 90 días por los gobiernos beneficiados por el crédito, conforme las condiciones financieras que facilita el convenio.

Dichas condiciones varían según el comportamiento de los precios internacionales del crudo.

Por ejemplo, cuando el barril supera los $100 hasta $150, las condiciones financieras son que 60% de las compras se pagan a largo plazo y 40% a 90 días.

Sin embargo, cuando el precio es menor de $100 por barril, las condiciones de crédito otorgado por Venezuela son 50% a largo plazo y la otra mitad a 90 días.


Millonarias deudas
El diario El Nacional informó que PDVSA tenía para el cierre del primer semestre de 2008, deudas por cobrar por el mecanismo de Petrocaribe que ascienden a 10,322 millones de dólares.

Venezuela envía alrededor de 300 mil barriles diarios a 16 países miembros de Petrocaribe, entre ellos Honduras, otorgando un financiamiento que incluye un año de gracia.

Los gobiernos de Centroamérica y el Caribe, que se acogieron al beneficio de Petrocaribe, a raíz del desplome en los precios del crudo, están revisando las cuotas que le compran a PDVSA o si optan por comprarle combustible a otra empresa petrolera con el fin de no incrementar sus saldos de deuda externa.


Chávez pide dólares,
no pollos
Las negociaciones con los miembros de Petrocaribe las encabeza el vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de PDVSA, Asdrúbal Chávez, quien está revisando los pagos pendientes en efectivo y las formas de cancelación que están proponiendo.

Excluyendo a Cuba, cuyos despachos se manejan como parte del acuerdo suscrito hace 8 años, el principal acreedor de Petrocaribe es República Dominicana, que adeuda 900 millones de dólares a PDVSA, y hasta al momento no se termina de acordar cómo será la forma de pago.

Las negociaciones se mantienen sin avanzar, porque los funcionarios del presidente Leonel Fernández están en espera de reunirse con el directivo de PDVSA.

Los dominicanos llevan más de tres meses en espera de que PDVSA les acepte pagar la factura petrolera con pollo, arroz y habichuelas. No obstante, se conoció que técnicos de PDVSA dicen que el pago se haga en dólares y no mediante la entrega de especies.