•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Cientos de usuarios del transporte urbano colectivo de Managua protagonizaron disturbios en un centro comercial porque la empresa MPeso no continuó hoy con la entrega de las tarjetas electrónicas TUC.

Desde el pasado martes el transporte colectivo de Managua se encuentra en una transición del pago de monedas hacia el de tarjetas electrónicas, pero el proceso no ha sido sencillo para los usuarios, debido a que la estrategia de entrega de tarjetas y recargas colapsó.

La concesionaria del nuevo sistema de pago, MPeso, instaló siete puntos de distribución de tarjetas para un total de 800,000 usuarios.

"Hoy lamentamos que tuvimos unos incidentes en algunos centros, se pide disculpas a los usuarios que tuvieron ese inconveniente en tanto no se esperaba que hubiera una reacción de desconfianza", dijo el director del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, Francisco Alvarado, en conferencia de prensa.

Los usuarios reclamaron que aprovecharon su fin de semana libre para retirar sus tarjetas, pero MPeso no entregó tarjetas. Los disturbios realizados en un centro de comercio fueron reprimidos por la acción de la Policía Nacional.

"Hemos solicitado a MPeso que los fines de semana trabaje también entregando las tarjetas gratuitas, para que algunos usuarios que todavía no la tienen, puedan retirarla", añadió Alvarado.

En la misma rueda de prensa representantes de MPeso se comprometieron a facilitar recargas de tarjetas electrónicas en el 90 % de las paradas de autobuses de Managua.

Actualmente al menos 250 unidades de transporte público, cobraron exclusivamente con tarjetas, el restantes 585 aceptaron tarjeta y monedas.

El Irtramma confirmó que a partir del 25 de septiembre el 50 % de todas las unidades cobrará únicamente con tarjetas, y desde el 1 de octubre el nuevo sistema de cobro será electrónico en todos los autobuses de Managua.