•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El supuesto hallazgo de decenas de tortugas muertas en aguas del Pacífico, frente a San Juan del Sur, motivó a las autoridades del Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, a realizar una inmediata investigación en la zona, para confirmar o descartar la denuncia de pescadores y del biólogo Fabio Buitrago.

Ayer desde la mañana, funcionarios de esa entidad junto a miembros de la Capitanía Naval del Puerto de San Juan del Sur y del Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura, Inpesca, navegaron mar adentro para hacer un monitoreo, pero hasta el final de la tarde solo habían localizado los restos de seis quelonios.

Cuatro de las seis tortugas tenían claras señales de haber sido “capadas”, es decir, fueron capturadas solo para extraerles los huevos, dijo una fuente ligada a la investigación.

Poco antes de ese último reporte, el delegado del Marena para el departamento de Rivas, Mario Rodríguez, dijo a El Nuevo Diario, que los biólogos del Marena, de Inpesca y de la Fuerza Naval, realizaban inspecciones frente a los balnearios de San Juan del Sur, adentrándose hasta cinco y siete millas náuticas, pero hasta las 3:00 p.m. no habían divisado una sola tortuga muerta.

“Ya anduvieron frente a las costas de (el refugio de vida silvestre) La Flor, que es donde anidan las tortugas, y tampoco se reporta hallazgo de quelonios muertos”, aseguró Rodríguez.

El funcionario añadió que la inspección se extenderá hasta el sector de las costas de la comunidad El Ostional hasta llegar al límite marítimo entre Nicaragua y Costa Rica, y paralelamente buscarán a los pescadores que aseguran haber encontrado tortugas muertas flotando en el mar, para conocer mayores detalles.

Por la tarde, el biólogo Fabio Buitrago, quien denunció la matanza de tortugas en las redes sociales, ingresó por su cuenta al mar para tratar de ahondar más sobre el caso.

Buitrago, quien es miembro de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible, Fundenic, que preside el doctor Jaime Incer, insistió ayer en que hay cientos de quelonios muertos, flotando, pero dijo que estos no están a siete millas náuticas de las costas, sino a doce.

“Están muriendo ahogadas pegadas en los anzuelos de líneas largas que usan los pescadores que llegan de Casares y de Masachapa, y otras mueren a causa de las ondas explosivas (de las bombas ilegales) que utilizan para pescar”, señaló Buitrago, quien considera que por esta razón las tortugas no están acudiendo masivamente a desovar al refugio de playa La Flor.

Por su parte, el vicealcalde de San Juan del Sur, Randal Granja, dijo que hasta ayer no tenían reportes de la aparición de quelonios muertos en las costas.