•  |
  •  |
  • END

LEÓN Y CHINANDEGA

Después de dos horas y media de incesante llovizna en horas de la tarde del miércoles en la cabecera departamental de León, las autoridades de Defensa Civil registraron a decenas de familias incomunicadas en el sector de Goyena, al suroeste de Sutiaba.

Las lluvias provocaron el desbordamiento de cauces en la comunidad de Salinas Grandes, y la crecida del río La Leona, en León. También fueron reportados tres árboles caídos y calles inundadas en el centro de la localidad.

Manuel Téllez, asistente de la Delegación Departamental de Gobernación, aseguró que si las lluvias persisten en las próximas 24 horas, decenas de familias de Goyena, Abangasca y Troilo, en el sector rural de Sutiaba, permanecerán incomunicadas por el desbordamiento de una alcantarilla que siempre presenta el mismo problema en periodos lluviosos.

Para evitar situaciones que lamentar, las autoridades de Defensa Civil hacen un llamado a la población para que evite cruzar cauces y ríos que se encuentran crecidos.


También en Chinandega
Los aguaceros de las últimas horas mantienen incomunicados a cientos de pobladores de las comarcas El Nancital, La Flor, Agua Buena, Jocomico, El Guacimal y El Zamorano, pertenecientes al municipio fronterizo de San Francisco de Cuajiniquilapa.

“No hay comunicación hacia esos lugares debido a la crecida de los ríos El Gallo y El Negro. Las lluvias aumentaron el caudal del río La Vainilla que comunica a nuestro municipio con San Juan de Cinco Pinos, y éste a su vez con el resto del departamento de Chinandega. Autobuses de transporte colectivo y vehículos repartidores de productos básicos no circulan desde la semana pasada, por lo que han comenzado a escasear los alimentos”, expresó Alexander Baquedano, alcalde de ese municipio.

Añadió que las lluvias mantienen incomunicados a San Francisco con los poblados de San José de Cusmapa, perteneciente al departamento de Madriz y a San Juan de Limay, jurisdicción del departamento de Estelí, territorios ganaderos y agrícolas.

Expresó que acudieron ante el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) para que destine maquinaria y reparar los tramos carreteros en mal estado, pero no han recibido respuesta.

“Hemos colocado sacos con arena para lograr que vehículos de doble tracción crucen con dificultad el río La Vainilla, estamos preocupados y si continúan las lluvias en las próximas horas podríamos establecer estado de emergencia en nuestro municipio”, afirmó el edil.

Mientras tanto, Alejandro Palma, alcalde del municipio fronterizo de San Pedro de Potrero Grande, dijo que los aguaceros han dañado algunos caminos y presume que los 40 kilómetros de acceso hacia Somotillo podrían resultar perjudicados.

Mientras tanto, en poblados de la Península de Cosigüina, Jiquilillo, El Rosario y Potosí, entre otros pertenecientes al municipio de El Viejo, las lluvias han rebasado las letrinas que podrían contaminar varios pozos, por lo que brigadas municipales en coordinación con funcionarios del Ministerio de Salud (Minsa) trasladaron cloro hacia esos vecindarios.

Roberto Álvarez portavoz de la alcaldía de El Viejo, informó que las carreteras hacia los poblados de Mechapa y el Estero Padre Ramos están dañadas. Vicente Pérez, vigilante del Volcán San Cristóbal, alertó acerca de posibles deslaves por el material acumulado en las cárcavas con dirección hacia el Valle Los Morenos y comarca El Pellizco Central, jurisdicción de Chichigalpa.

El mayor Carlos Cáceres, jefe de la Defensa Civil en Chinandega aseguró que no se reportan evacuados ni daños de consideración en los trece municipios que conforman este departamento, donde igual cantidad de Comités de Socorro se encuentran activados.

Barrios en Estelí inundados
Fuertes aguaceros caídos la tarde y parte de la noche de este miércoles provocaron inundaciones de al menos diez viviendas en las zonas bajas de los barrios Veintinueve de Octubre, Belén, El Jazmín, Dieciséis de Julio y Dios Proveerá.

Esos son los sectores mayormente afectados por ubicarse en zonas bajas, aunque hubo filtraciones de agua en varias casas. Los puentes vados ubicados sobre el río Estelí, conocidos como Las Rampas del Rosario y Panamá Soberano, fueron rebasados por las corrientes.

El moderno puente ubicado también sobre el río Estelí, y que la alcaldía inauguró en julio, fue puesto a prueba y utilizado en gran escala por los estelianos que se movilizaban en vehículos y a pie.

Los derrumbes de lodo y rocas continúan registrándose en la peligrosa Cuesta Kukamonga, por lo que el portavoz policial, teniente David Lazo, llamó a los transportistas a tomar las medidas de precaución necesarias para evitar accidentes y tragedias.

En las primeras horas de la noche se conoció que un camión de carga sufrió afectaciones al ser impactado de refilón por una piedra de regular tamaño que se desprendió en el preciso momento en que circulaba por la cuesta Kukamonga, ubicada desde el kilómetro 162 hasta el 165.


Con la colaboración de Máximo Rugama.