elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente Daniel Ortega envió ayer una carta a su colega de Venezuela, Nicolás Maduro, en respaldo a la denuncia de que Estados Unidos negó la visa a funcionarios venezolanos designados para participar en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

“Condenamos una vez más la conducta arbitraria del Gobierno de Estados Unidos”, dijo Ortega a Maduro, en una carta leída en una radioemisora propiedad de uno de los hijos del gobernante nicaragüense.

A pesar de que el Departamento de Estado de Estados Unidos desmintió haber negado las visas, Ortega hizo público su respaldo a Maduro al mediodía de este sábado. Ortega recordó que vivió situaciones parecidas en los años 80, durante su primer mandato.

“Seguimos con preocupación la negativa del mismo Gobierno (Estados Unidos) de conceder visa a hermanos y hermanas venezolanas que van a la Asamblea General de la ONU”, subrayó el presidente.

“Nicaragua ha vivido las mismas situaciones, que de ninguna manera contribuyen al respeto, entendimiento, buena voluntad y relaciones diplomáticas y amistosas que deben existir entre los Estados, como existen entre los pueblos”, añadió.

Asimismo, Ortega se declaró indignado al darse cuenta de que a Maduro también le había sido negado el permiso de sobrevolar territorio estadounidense para viajar a China. El Gobierno estadounidense explicó luego que todo se debía a un error en la solicitud del permiso.

“Con indignación conocimos la actitud hostil de los Estados Unidos de Norteamérica, que una vez más atenta contra toda norma del derecho internacional, al impedir el sobrevuelo del avión de un jefe de Estado que se dirige, desde su soberana decisión, hacia otro país del mundo”, escribió Ortega a Maduro.

El presidente nicaragüense hizo un llamado a los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba) y a los de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) a condenar la decisión de Estados Unidos.

“Como hermanos en el Alba y la Celac, nos convocamos a analizar estos escenarios, para determinar estrategias que en el marco del obligado reconocimiento de las norma del derecho internacional, garanticen a nuestros Gobiernos la dignidad y el respeto que nuestros Estados y sus representantes merecen”, concluyó Ortega.