•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Consulado General de Costa Rica en Managua, que permanece cerrado desde el pasado 14 de agosto, podría abrir sus nuevas oficinas en el Reparto Lomas de Guadalupe, detrás de la Universidad Centroamericana, UCA, donde un grupo de trabajadores informales empezó desde ayer a colocar sus negocios, ocasionando malestar entre los habitantes de la zona.

La nueva sede diplomática, según informaron a El Nuevo Diario habitantes del lugar y trabajadores por cuenta propia, estará ubicada del Hotel Seminole dos cuadras al norte y una cuadra al oeste, detrás de la UCA.

La vocera de la embajada de Costa Rica en Nicaragua, Carolina Rodríguez, no estuvo disponible ayer para confirmar la versión.

El consulado costarricense en Managua abandonó en agosto pasado el Reparto Serrano, donde estuvo por muchos años, con la idea de “mejorar la atención a los usuarios”.

En un primer momento, autoridades del país vecino intentaron abrir la sede en Las Colinas, pero los habitantes del lugar lo rechazaron, y ahora podría funcionar en el Reparto Lomas de Guadalupe.

Esta situación, sin embargo, está ocasionado molestia entre los habitantes de la zona, quienes consideran que la decisión de las autoridades costarricenses va a generar un verdadero caos, por estar en una zona de gran afluencia vehicular.

“Sería una total irresponsabilidad de parte del mismo consulado, que prometió  procurar una ubicación adecuada; de la Policía Nacional, que tiene que preservar el orden ciudadano; y de la Alcaldía de Managua”, dijo Daniel Raskosky Ramírez, habitante del reparto.

A esta situación, agregó Raskosky Ramírez, se debe agregar “la treintena de negocios informales” que se toman las aceras.

“Hablamos de comiderías y de otros (negocios), que necesitan un lugar adecuado para botar desechos de toda clase, nuestro residencial no está diseñado para esto”, señaló este habitante de Lomas de Guadalupe.

En agosto pasado las autoridades del consulado anunciaron el cambio aduciendo que necesitaban un nuevo inmueble que reuniera las condiciones físicas y que permitiera, también, la instalación de tecnología moderna para agilizar los diversos servicios que se brindan.

“El consulado atiende a un promedio de 500 personas al día, esto significa un tráfico considerable de personas y de vehículos que necesitan una zona amplia de parqueo”, precisó Raskosky Ramírez.

Trabajadores se defienden

Algunos trabajadores informales, sin embargo, agrupados en el Sindicato de Trabajadores por Cuenta Propia, manifestaron que al conocer de la ubicación de las nuevas oficinas decidieron empezar a instalar sus negocios en el área verde, para ofrecer sus servicios a los usuarios del consulado.

Máximo Manzanares, secretario general del sindicato que agrupa a unos 45 trabajadores por cuenta propia, consideró inapropiado los planteamientos de los vecinos en Lomas de Guadalupe.

“Nosotros no tenemos miedo ni problemas con nadie, porque no andamos tomándonos tierras, no molestamos a nadie y estamos trabajando, estamos de acuerdo en que este es un lugar que presta las condiciones, creemos que están en el lugar adecuado”, agregó Manzanares.

Rigoberto Maradiaga es otro trabajador por cuenta propia que ofrece los servicios como gestor para ayudar en sus trámites a los usuarios del consulado y que necesita de este empleo.

Expreso que “aquí se le ayuda a la gente cuando no quiere atrasarse, y no estamos haciendo daño a nadie, estamos aquí porque no tenemos empleo”.

Los trabajadores que se ubican en las afueras de este consulado ofrecen servicios como gestor de trámites, servicios de viaje a Panamá y a Costa Rica, fotocopias y trámites legales, entre otros.

En un primer momento se notificó que las nuevas oficinas estarían ubicadas en Las Colinas, sin embargo, en el lugar los vecinos de Praderas de las Colinas impidieron la apertura, aduciendo que les ocasionaría perjuicios por la cantidad de vendedores y de vehículos que habría en la zona. 

Miles de visas

Los consulados de Costa Rica en Nicaragua emitieron más de 300,000 visas de turista para entrar a territorio costarricense en 2012, lo que le generó a ese país ingresos por unos 5,000 millones de colones, equivalentes de US$10 millones, según información de la oficina de Migración y Extranjería costarricense.

 

Costa Rica es uno de los principales destinos de los emigrantes nicaragüenses, según cifras oficiales.