•   San José. Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Policía de Migración de Costa Rica capturó a 70 nicaragüenses que habían ingresado al país ilegalmente, en dos operativos realizados cerca de la frontera entre ambos naciones, informaron fuentes oficiales.

En un primer operativo, las fuerzas de seguridad rescataron a 45 extranjeros, 23 hombres, 17 mujeres y cinco niños, que viajaban dentro de un autobús en la provincia de Puntarenas, indicó el jefe de la Policía de la zona, Rigoberto Rodríguez.

Los nicaragüenses fueron detenidos la tarde del viernes, y provenían de la frontera norte en Peñas Blancas, detalló ayer el diario La Nación.

La forma en que ingresaron al país aún está bajo investigación, pero las autoridades presumen que cruzaron la frontera con la ayuda de coyotes (traficantes de personas) y, una vez en Costa Rica, el bus los recogió para llevarlos a la capital, consideró el rotativo.

El diario afirma que los pasajeros viajaban en condiciones de hacinamiento, había adultos mayores e incluso un menor con autismo y con un brazo fracturado.

Rodríguez comentó que en el retén se detuvo a cinco sospechosos del tráfico de inmigrantes, entre ellos dos mujeres.

En otro caso, la Policía detuvo a otros 25 nicaragüenses, entre los cuales había nueve menores, que eran trasladados en un camión en Garabito de Puntarenas.

En este operativo, las autoridades capturaron a dos hombres.

En este caso se presume que los nicaragüenses iban hacia la provincia de Pérez Zeledón, donde se dedicarían a labores del campo.

En Costa Rica residen miles de nicaragüenses que se trasladan hasta allí en busca de empleo.