•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un grupo de taxistas reaccionó molesto ante el anuncio del Concejo de convocar para el 5 de octubre a una reunión donde analizarán la solicitud de aumento de C$5 a la tarifa de la carrera de taxi, la cual se mantiene desde hace ocho años en C$10.

Los taxistas de cooperativas hicieron un plantón que inició a las 8:00 a.m. y culminó al medio día del viernes, en las afueras de las instalaciones de la comuna, y amenazaron con hacer un tranque en la Rotonda Al Trabajador para impedir el paso vehicular en la vía internacional, lo cual fue impedido por efectivos policiales.

Los protestantes impidieron el paso a otros integrantes del gremio que no apoyaron la protesta, y se generaron algunos brotes de violencia en las inmediaciones de la Alcaldía.

Un lesionado

Anselmo Salazar, un taxista en desacuerdo con la protesta, embistió a su colega César Cantillano, quien resultó con fracturas en ambas piernas, y fue trasladado al Hospital España, de Chinandega.

Mientras tanto, el taxista Juan Pablo Carranza fue interrogado por efectivos policiales, ya que portaba un arma de fuego que presuntamente sacó cuando un grupo de obreros del volante intentó bloquearle el paso. Carranza negó las amenazas.

En las inmediaciones de la antigua Hielera Alaska y frente al edificio de Agricorp, taxistas inconformes “poncharon” llantas a los vehículos de varios de sus colegas que transportaban pasajeros.

Exigen aumento de tarifa

La semana anterior, el Concejo y el alcalde Indalecio Pastora acordaron que el viernes resolverían un pliego petitorio del grupo de taxistas, lo cual no ocurrió, por lo que consideraron una burla, aunque se mostraron satisfechos porque la comuna inició operativos para el ordenamiento del transporte en esta ciudad.

La mañana del viernes, una grúa levantó a unos 10 tricicleros ilegales, como respuesta de parte de las autoridades correspondientes.

Ricardo Raudales Salazar se mostró inconforme con la decisión del Concejo de no aumentar la tarifa de C$10. “Chinandega es el único departamento donde la tarifa no aumenta a pesar de las constantes alzas del combustible”, dijo el taxista.

Peticiones

El grupo de taxistas exigieron que la Alcaldía no les cobre C$250 por un emblema municipal; que la Policía levante un retén que no permite a taxistas chinandeganos traer pasajeros de El Viejo, y que no entren taxistas corinteños, entre otras demandas.

Varios usuarios se quejaron porque arbitrariamente, la mayoría de los taxistas cobran C$15 en el centro de la ciudad y C$20 en los barrios periféricos.

Héctor López, miembro de la Comisión de Transporte e Infraestructura de la Alcaldía, dijo que Pedro Loáisiga es el nuevo director de Transporte de la comuna, y que el Concejo de Transporte hará un estudio de factibilidad de la petición del aumento de tarifa y definirá también el ordenamiento del transporte.

 

Queda igual

“La tarifa queda en C$10 y en C$15 para los repartos. En Chinandega funcionan 700 taxistas legales y 40 ilegales”, expresó el concejal Héctor López.