•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Larry Alberto Hally, de 32 años, es uno de los cuatro náufragos rescatados ayer tras ocho horas a la deriva en las aguas del Pacífico. Él salió con quemaduras en el abdomen y en la espalda, nadó dos kilómetros, y se desvaneció hasta llegar a una boya, y a la media hora llegaron unos pescadores de El Realejo, quienes junto al lanchero de Corinto lo rescataron.

“Se me paralizaron las manos y los pies, pero logré nadar para salvarnos. Fue impresionante lo que ocurrió, de pronto un tumbo volcó la lancha y casi perecemos”, expresó el pescador al narrar el momento en que comenzó el naufragio.

Los cuatro pescadores fueron remitidos al Hospital España, de Chinandega, donde se recuperan, y son asistidos por familiares.

Naufragio a cinco kilómetros de la costa

Los cuatro pescadores, originarios del Puerto de Corinto, se adentraron a alta mar como de costumbre la mañana del jueves, y a las 6:30 p.m. de ese mismo día, a consecuencia de fuertes vientos y lluvias, naufragaron durante ocho horas, a 5 kilómetros frente a la costa del puerto, resultando con quemaduras de segundo grado.

Juan Miguel Suazo, de 27 años, originario de la comarca Palo Grande jurisdicción del municipio Somotillo, con varios años de habitar en el Puerto de Corinto, relató a El Nuevo Diario que junto a sus compañeros Larry Alberto Hally, de 32 años; un adolescente de 17 años, y al capitán Edwin Bladimir Morales, de 21, salieron a las 6:30 a.m. a bordo de la lancha La Tigra, y un tumbo pegó dentro de la embarcación provocando un incendio en el motor de gasolina.

 

La Tigra

“Eso nos provocó las quemaduras, la lancha se hundió y quedamos a la deriva, fueron ocho horas de angustia, sentía que perdíamos la fuerza física, nos aferramos a unos bidones plásticos y así sobrevivimos”, expresó el pescador Edwin Bladimir Morales, capitán de la lancha La Tigra.