•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para la fiscal adjunta Ana Julia Guido, el hecho de que Álvaro Montealegre cumpla con la promesa hecha la semana pasada de pagar a quienes lo han denunciado por presunta estafa, no lo exime de responder ante la justicia.

“Hay delitos y hechos consumados”, respondió Guido a un reportero que le preguntó si las investigaciones quedarían cerradas en caso de que Montealegre pague a quienes lo han denunciado.

La fiscal adjunta, asimismo, se refirió a Hugo Paguaga, otro de los tres involucrados en el escándalo financiero, quien el pasado jueves también se declaró víctima de Montealegre.

“Los tres se han declarado víctimas --Paguaga, Montealegre y Roberto Bendaña--, pero ninguno ha puesto denuncia”, aseguró la fiscal adjunta, agregando que tampoco lo han hecho los familiares de Paguaga.

El pasado jueves, Hugo Paguaga dijo que él y su familia también fueron víctimas de Montealegre, y exigió el pago de siete certificados de inversión, aunque no reveló el monto del dinero reclamado.

Estafa sube como la espuma

En una improvisada rueda de prensa, Guido dijo a los periodistas que hasta el momento se contabilizan en 10 las víctimas por la emisión de certificados de inversión a través de la empresa International Investment and Financial Services, Inc.

Guido consideró que el número de afectados podría aumentar en los próximos días “porque probablemente algunas personas estén esperando que se venza el plazo de los certificados de inversión”, añadió.

La fiscal adjunta considera que lo presuntamente estafado con la emisión de certificados de inversión mediante la sociedad anónima creada por Montealegre y Bendaña podría ascender a varios millones.

Finalmente, Guido señaló que todavía en el Ministerio Público no se ha tomado la decisión de si acumular en una sola acusación las otras denuncias presentadas después de la hecha por las monjas teresianas o presentarlas de manera individual.