•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El cáncer cérvico-uterino es la tercera causa de cáncer más común en las mujeres a nivel mundial y a nivel de Centroamérica, su incidencia es de 22 casos por cada 100,000 féminas, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, pero en Nicaragua, solo en 2008, fue de 40 por cada 100,000 mujeres.

De las 869 mujeres diagnosticadas en 2008 con cáncer cérvico-uterino, 414 murieron, por lo que esta enfermedad se ubicó como la primera causa de muerte por cáncer entre las nicaragüenses.

La organización de mujeres Ixchen, a través del programa de Prevención del Cáncer Cérvico-Uterino, financiado con US$2.4 millones por la cooperación holandesa, y ejecutado entre 2005 y 2009, logró elevar a entre 21 y 26% la cobertura del PAP, pues entre 2003 y 2005 osciló entre el 7 y el 11%.

Con la intervención que realizó Ixchen en 75 municipios del país, logró brindar servicios a 88,769 mujeres mayores de 15 años, de las cuales a 66,512 les practicaron el PAP, y de estas 4,432 resultaron con lesiones consideradas cancerígenas.

“La gente cree que con hacerse un PAP en la vida ya previene el cáncer (sin embargo) para prevenirlo hay que estar cada año haciéndose el PAP, porque un año me puede salir negativo y al próximo año ya puedo tener cambios”, señaló la directora ejecutiva de Ixchen, María Lourdes Rodríguez.

“Este estudio de impacto ha sido de gran importancia no solamente para nosotros para ver si estamos invirtiendo bien nuestros recursos, sino también para el país, porque sirve para la concienciación sobre la importancia de prevención del cáncer, y para que las mujeres acudan a los servicios existentes para chequearse, porque esto puede prevenir un daño grande para la población femenina de Nicaragua”, dijo Reina Buijs, encargada de negocios de la embajada de Holanda.