•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Diego Vargas Montealegre, se reunió ayer con el asesor principal en asuntos de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama, Ricardo Zúñiga, quien le manifestó al empresario la disposición de su Gobierno de mejorar las relaciones con este país “en todos los campos”, al tiempo que recibió la solicitud de ampliar los beneficios arancelarios para la industria textil de Nicaragua, conocidos como TPL.

El directivo de Amcham destacó que el alto funcionario de Estados Unidos elogió el trabajo que realiza la Fuerza Naval de Nicaragua.

También se refirió “a la importancia de la transparencia y de la democracia como principios elementales que su Gobierno defiende y promueve”.

“Para ello le ofrecimos recibirlo en Nicaragua y vamos a trabajar para hacer esa idea realidad (…), tendremos que trabajar con la embajadora Powers, quien goza del especial aprecio por su trabajo, tanto en el Departamento de Estado como en la Casa Blanca, como hemos comprobado”, agregó Vargas Montealegre.

La relación comercial

Las exportaciones de Nicaragua hacia Estados Unidos se han incrementado desde 2006, producto de la entrada en vigencia del acuerdo comercial que mantienen ambos países a través del DR-CAFTA.

Según el Centro de Trámite de las Exportaciones, Cetrex, las exportaciones de Nicaragua hacia el mercado estadounidense, sin incluir productos de zona franca, en 2012 totalizaron US$765.3 millones, por encima de los US$292 millones de 2005.

En total, las exportaciones de Nicaragua a Estados Unidos el año pasado sumaron US$2,052.7 millones, de los cuales US$1,283.4 pertenecen a los productos de zona franca.

 

Piden extensión de TPL

El encuentro se realizó en el marco de la reunión de Cámaras de Comercio de América Latina y del Caribe, que se realiza esta semana en Washington, en la cual el presidente Amcham aprovechó para solicitar por escrito al alto funcionario del Gobierno de Estados Unidos, la ampliación de los TPL.

Nicaragua obtuvo el TPL, que significa Régimen Arancelario Preferencial, durante las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos, conocido como DR-Cafta, que entró en vigencia el 1 de abril de 2006.

Con ese convenio, que expirará el 31 de diciembre de 2014, este país logró beneficios arancelarios en la compra anual de 100 millones de metros cuadrados de tela para el sector de zonas francas.

Dean García Foster, presidente de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec, ha dicho que en caso de que ese beneficio no se prorrogue, Nicaragua tendría que pagar un arancel de entre el 30 y el 40% en el valor de las prendas que exporta el sector de zonas francas a Estados Unidos, cuyos tributos afectarían la competitividad de las empresas asentadas en este país.

Según un comunicado de Amcham, la ampliación de los beneficios arancelarios a la industria textil garantizaría “cinco años adicionales de beneficios y miles de empleos, tanto en Nicaragua como en Estados Unidos”.