Matilde Córdoba
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un proyecto piloto de la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos, Dirac, pretende inculcar en los estudiantes la cultura del diálogo y de la tolerancia. Entre 32 y 40 horas de capacitación recibirán los alumnos, padres de familia y profesores para aprender a resolver sus diferencias de forma pacífica.

Según Uriel Barquero, responsable de seguimiento de los centros de mediación de la Dirac, el proyecto se ejecutará en el Colegio “Doris María Morales”, pero la aspiración es firmar un convenio con el Ministerio de Educación para implementarlo en las escuelas públicas.

“El gran propósito es inculcarles la cultura del diálogo, respeto a las diferencias y la tolerancia. Se trata de mostrarles mediante la capacitación, la opción de que estas diferencias pueden ser ventiladas entre pares, entre compañeros”, enfatizó Barquero.

Barquero agregó que en 2010 se realizó un proyecto experimental de este tipo en tres colegios, entre ellos el “Salvador Mendieta” y el “Filemón Rivera”.

En las capacitaciones se indica que si los estudiantes no pueden resolver sus diferencias, deben acudir donde los maestros.

“Pero siempre resolviendo las diferencias con el arte del diálogo, escuchando las posiciones del otro, comprometiéndose a evitar situaciones de conflicto”, expresó.

“El irrespeto, las tácticas discriminatorias y las bromas excesivas crean conflictos y son expresión de lo que ocurre en otros niveles de la sociedad. El programa trata de inculcarles desde una temprana etapa de su formación cívica y ciudadana, cómo pueden abordar estas diferencias pacíficamente”, agregó Barquero.

Los padres, alumnos y maestros recibirán capacitación en momentos diferentes y un manual especializado. El proyecto durará tres años, a un costo de US$45,000, y es financiado con fondos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

 

Cultura del diálogo

El programa de solución de conflictos pretende inculcarles a los estudiantes la cultura del diálogo y la tolerancia, afirmó Uriel Barquero, de la Dirac.