•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ejército de Nicaragua ordenó paralizar la extracción de madera de cualquier especie, aun las autorizadas por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales y por el Instituto Nacional Forestal, en una zona de restricción de 15 kilómetros, desde los límites fronterizos del departamento de Nueva Segovia hacia el interior del país.

El freno a la extracción de madera está basado en los artículos 4, 6 y 22 de la Ley 749 (Ley de Régimen de Fronteras), porque la acción se estaba llevando a cabo en las áreas declaradas como “zonas protegidas”, que en el caso de Nueva Segovia comprenden los municipios Dipilto y Jalapa, con 41,200 hectáreas, entre especies coníferas y latifoliadas.

Esa es la explicación que brindó el coronel Alcides Garmendia Cruz, jefe del Primer Comando Regional del Ejército de Nicaragua, en una conferencia de prensa que ofreció en el Comando con sede en Ocotal, conjuntamente con el delegado de la Procuraduría General de la República en Nueva Segovia, Holman Matamoros Artola.

A la cita no asistieron los funcionarios del Marena ni del Inafor, tampoco miembros de la Comisión Departamental Forestal, Codefor.

Garmendia indicó que mientras las autoridades competentes no resuelvan si los actuales planes de manejo y de saneamiento son legítimos, quedan paralizadas las actividades de extracción de madera, se ocupó la madera tumbada y tres camiones cargados con trozas.

La zona protegida de Dipilto-Jalapa está también comprendida dentro del área restringida de 15 kilómetros --que limita con Honduras-- y citó el Art. 6 de la Ley 749, que en su parte medular dice: “…que por su ubicación geográfica o por su cercanía con un Estado vecino, requiere tratamiento especial para la protección del medio ambiente, la cultura y desarrollo socioeconómico”.

La ley manda a las instituciones del Estado en el territorio fronterizo a “proteger el patrimonio natural del país”.

Detalló que a la empresa Madesa se le ocupó dentro del área protegida Dipilto-Jalapa 31,000 metros cúbicos de madera de pino tumbada, y a una empresa llamada Fasesa, 124 metros cúbicos.

El coronel Garmendia dijo que el Ejército también mantiene vigilancia en todas las zonas protegidas en la región, entre las que mencionó: Tepesomoto-La Patasta, Cerro Tomabú, Miraflores-Moropotente y Cañón de Somoto, las cuales están en situación frágil por el incesante despale.