•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Uno de los principales retos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, es aumentar la base de cotizantes para garantizar su sostenibilidad financiera, admitió ayer el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, al tiempo que el gerente general del Banco Central, Ovidio Reyes, afirmó que la propuesta gubernamental presentada el miércoles evita mayores costos tanto a empleadores como a empleados.

“Nosotros estamos apostando a tener estabilidad para 30 años en la Seguridad Social, y no se pueden buscar soluciones a más largo plazo porque los costos serían muy altos, quizá las tasas de cotización deberían ser mayores, el aporte estatal también, la reducción de las pensiones podría ocurrir, cosa que no está sucediendo ahorita, es un costo muy alto”, dijo el gerente general del Banco Central de Nicaragua, BCN.

Preocupación del Cosep

Cifras del BCN reportan que a junio de 2013 la Población Económica Activa, PEA, se calcula en 3.1 millones de personas, de las cuales solo 676,000 están afiliadas al seguro social, y 2.4 millones laboran en el sector informal.

En este sentido, José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, indicó que salvar las finanzas del INSS depende del aumento de la productividad del país, ya que señaló que el promedio de semanas de cotización de un trabajador en Nicaragua es de 29.

Según datos del Anuario Estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, al cierre de 2012 se registraban un total de 643,538 afiliados, de los cuales solo el 66% cotizaron todo el año, frente a 980,251 asegurados que contribuyeron al seguro social, al menos una semana durante ese mismo período.

“No solo es el tema de sostenibilidad, sino cómo hacemos más permanentes los empleos, la cifra que hay es que sobre el total (de personas) que están en el seguro social año con año cotizando, sólo 350,000 están en todo el año cotizando, significa que hay muchos trabajadores que cotizan hasta menos de 20 semanas”, dijo Aguerri.

Por su parte, el experto en seguridad social, Manuel Israel Ruíz, también consideró que es urgente ampliar la base de cotizantes al seguro social.

“De manera que se mantenga un crecimiento inicial del 7% en el primer quinquenio, el 5% en el segundo quinquenio, y el 3% de manera permanente”, indicó Ruíz.

La propuesta del Gobierno

Entre los puntos que incluye la propuesta que presentó esta semana el Gobierno a los empresarios, establece el incremento de 3% en la cuota patronal de forma gradual a partir del próximo año, y el ajuste de la pensión mínima con base en el crecimiento del promedio salarial nacional, y no conforme con la variación anual del salario mínimo.

También establece el pago del 2% anual de la deuda que sostiene el Estado con el INSS, estimada oficialmente en US$580 millones.

“Es decir, que si los salarios crecen 10%, que la pensión crezca 10%, ese es el planteamiento, estamos diciendo que van a seguir otorgándose las pensiones, y van a tener un ajuste de acuerdo con el crecimiento de los salarios promedios”, señaló el funcionario del BCN.

Según datos del Banco Central de Nicaragua, el año pasado el salario promedio nacional creció un punto porcentual en términos interanuales, al pasar de C$6,614.1 en 2011 a C$6,989.1 en 2012, mientras que el salario mínimo tuvo un incremento de 13%.

Sindicatos opinan

Roberto González, secretario de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, acompañado de los representantes de la Coordinadora Sindical de Nicaragua, pidió al Gobierno de Nicaragua aclarar el impacto que tendrá sobre los trabajadores el cambio de fórmula para ajustar las pensiones.

“Expertos están diciendo que ajustar la pensión mínima en base al salario promedio nacional y no en base al salario mínimo, como se hace actualmente, implicaría una reducción del monto de las pensiones. No se puede salvar el INSS castigando los derechos de los trabajadores”, dijo González.

Según el representante del Cosep, actualmente existen 100,818 pensionados por invalidez, vejez y muerte; mientras que se proyecta que al cierre del año el número de afiliados al INSS sea de 695,000 personas.

Sobre sistema de ahorro

González también advirtió que los sindicalistas temen que el sistema de ahorro complementario de las pensiones que propuso el Gobierno, sea el mismo modelo que fue propuesto en 2004, a través de la Administradora de Fondos de Pensiones, AFP, que consistía en la privatización de las pensiones, el cual no fue implementado por el rechazo de los sindicalistas.

“En un eventual encuentro con el Gobierno pediremos que se nos aclare si estamos hablando de un modelo chileno que se nos propuso en el pasado, porque si se trata de lo mismo entraremos en muchas dudas”, señaló González.