•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El fiscal general de la República, Julio Centeno Gómez, declaró ayer estar de acuerdo con que los 18 falsos empleados de Televisa sentenciados en Nicaragua a 17 y a 18 años de prisión por delito de narcotráfico, terminen de cumplir su condena en México.

Mientras la abogada Amy García Curtis, defensora de nueve de los sentenciados, dijo que sus representados preferirían terminar de cumplir sus sentencias en México.

Sin embargo, García señaló que los falsos empleados antes de partir a su país de origen prefieren agotar todas las vías legales en Nicaragua para lograr su libertad o ir a cumplir la menor cantidad de años de prisión a su país.

Para el fiscal Centeno Gómez, el eventual traslado de los 18 falsos empleados de la cadena mexicana Televisa, a su país de origen, daría un “respiro” a Nicaragua en la lucha contra el crimen organizado.

El titular del Ministerio Público señaló que el eventual traslado de los falsos Televisa a México, también le significaría un alivio al Sistema Penitenciario Nacional, SPN.

La Procuraduría General de la República, PGR, a través de la Dirección de Relaciones Públicas, se limitó a decir que la posición de esa institución es igual a la del Ministerio Público.

El nuevo giro

El eventual traslado de los mexicanos a su país para que terminen de cumplir sus condenas, tomó fuerza hace dos días cuando la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, magistrada Alba Luz Ramos, dijo que estos podrían terminar de cumplir sus sentencias en México.

El pasado viernes el abogado Ramón Rojas, defensor de Raquel Alatorre --cabecilla del grupo capturado en Nicaragua en agosto de 2012, trasegando U$$9,255,631--, dijo que ella y los otros ocho mexicanos que defiende también estarían interesados en terminar de cumplir su condena en México, pero habiendo agotado de previo todas las vías legales en Nicaragua.

Las razones de García

La abogada Amy García, quien anunció que recurrirá de casación contra la sentencia de la Sala Penal II del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, también expuso las razones por las cuales sería mejor que sus representados culminen sus condenas en México.

“Aunque seguimos sosteniendo que son inocentes, en caso de no lograr su libertad sería mejor que terminaran de cumplir la condena en su país para que estén cerca de su familia”, sostuvo García.

La abogada García señaló que, en aquel país, sus representados incluso podrían tener mejores condiciones carcelarias de las que tienen en Nicaragua.

 

El convenio

La Convención Interamericana para el Cumplimiento de Condenas Penales en el país de origen fue ratificada por Nicaragua en 1993, y establece condiciones indispensables para su aplicación, entre ellas tener sentencia firme.