•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las negociaciones entre un grupo de mineros llamados “El Cafetal” y la empresa B2Gold están en un punto fijo, luego de que los demandantes exigen US$15 millones, y la contraparte insiste en beneficiarlos con un proyecto cooperativo que les permitiría entrar en sociedad en la explotación del oro.

Los mineros artesanales de “El Cafetal” son 500 hombres que, en anteriores ocasiones, han negociado y bajado su propuesta hasta en US$5 millones, sin embargo, Alfredo Rubí Pineda, director de asuntos comunitarios de la empresa, dijo que desde el inicio de los tranques han hecho esfuerzos por encontrar soluciones basadas en el diálogo y en el marco legal, y todo ha resultado infructuoso.

Manifestó que no se ha llegado a un acuerdo con este grupo porque sus miembros quieren que se les indemnice con dinero en efectivo, sin embargo, autoridades edilicias y el párroco de la comunidad han expresado su deseo de que la minera brinde empresas autosostenibles que generen empleos y dividendos.

Derrocharían dinero

Según Nelson Álvarez Díaz, alcalde de Santo Tomás, el problema con entregarles el dinero en efectivo a estas personas, es que lo gastarán en las cantinas del pueblo, como sucedió con otras mineras que les proporcionaron dinero, y al poco tiempo no tenían absolutamente nada, por lo tanto, en coincidencia con el párroco del pueblo, ha manifestado su deseo de que se les otorgue empresas autosostenibles. “Tienen que ponerse a pensar que si se les acaba el dinero no tendrán de dónde sacar más, también hay que reflexionar que cuando se vaya esta minera del pueblo, no sabrán qué hacer y no tendrán empleos para subsistir”, dijo el edil.

Un grupo que sigue en conflicto

Alfredo Rubí comentó que el grupo de “El Cafetal” es el único con el que aún se tiene inconvenientes, pues con las otras cuatro agrupaciones se arregló con propuestas que han tenido como ejes la generación de empleo, el aseguramiento del ingreso familiar a través del salario digno, y la creación y financiamiento de microempresas para estos grupos de pequeños mineros de Santo Domingo.

“Actualmente se les ha propuesto tres proyectos que engloban una inversión de más de US$1,570,000, para instalar una empresa de transporte para acarreo de mineral y otros servicios. También se les ha propuesto procesarles, en la planta de la libertad de Desminic, 250 toneladas de brozas extraídas de la concesión de B2Gold, en Santo Domingo, y el tercero es otorgarles una planta de producción de materiales para la construcción, a través del procesamiento de una cantera”, dijo Rubí.

Señaló que dichos proyectos llevan varias etapas. Iniciarían con el procesamiento de la broza, porque todos los integrantes de “El Cafetal” son mineros artesanales y tienen inventarios, posteriormente, en un período de tres meses, se les entregaría la empresa de acarreo de mineral, que estará provista con equipos e instalaciones nuevas, siempre y cuando se llegue a un acuerdo.

Otros proyectos

Explicó que los miembros de “El Cafetal” han hablado de otros proyectos, como financiamientos, mataderos, 500 proyectos (uno para cada minero) y fincas porcinas, entre otras, sin embargo, estos negocios son ajenos a la idiosincrasia y al conocimiento de la empresa minera, por lo tanto, no se tendría la certeza de su factibilidad.

“Uno de los problemas que se tiene con el grupo de ‘El Cafetal’ a la hora de negociar, es que solo acude una comisión negociadora que no tiene facultades para tomar decisiones”, alega Alfredo Rubí. Aclaró que hasta el momento solo en el “sector la 4”, lugar donde se construye la mina, es que se ha afectado a pequeños mineros artesanales, pero ya se ha llegado a un acuerdo con dicho grupo.

Por su parte, Martha Flores, presidenta del grupo “Río de Oro”, que en cierto momento tuvo roces con la compañía minera, dijo que los problemas que existen por parte del grupo “El Cafetal” se deben solucionar pronto, pues atrasan proyectos de otras personas.