•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

238,000 niños son parte de la fuerza laboral en Nicaragua, informó Javier Espinoza, presidente de la Federación de Organizaciones por el Desarrollo Local, Fodel, quien además agregó que la tasa de infantes trabajadores ha crecido durante los últimos cinco años, a un ritmo de entre 25 y 30% anual.

Espinoza calificó estas cifras como alarmantes, pues considera que “los infantes son sobreexplotados, y en vez de estar en las escuelas recibiendo educación están en trabajos donde, en algunos casos, cumplen con jornadas de hasta 18 horas, y citó como ejemplo la minería en el Caribe nicaragüense”.

Niños sin educación

El presidente del Fodel destacó que los niños que se suman a la fuerza laboral son infantes sin educación, pues apenas han cursado entre segundo y tercer grado de primaria, y que se desempeñan en todo tipo de labores, desde las agrícolas, principalmente, hasta las industriales, en el sector de los servicios, como domésticas, y hasta en la explotación sexual.

Espinoza recalcó que los niños trabajadores aportan al crecimiento del país, sin embargo, son tratados como menos, pues no gozan de las prestaciones de ley como el seguro social, seguro médico y vacaciones, entre otros.

Los departamentos que más hacen uso de los trabajadores menores de edad son Jinotega y Matagalpa, sobre todo para la recolección del café, seguidos del departamento de León, donde los infantes son utilizados en las labores agrícolas propias de la zona, dijo Espinoza.

Erradicar trabajo infantil

Según el presidente del Fodel, están trabajando junto a actores locales como la empresa privada, gobiernos locales y padres de familia para erradicar el trabajo infantil.

“Hasta el momento hemos declarado a la ciudad de Matagalpa como zona libre de trabajo infantil, pero estamos luchando por hacer lo mismo con Jinotega, San Marcos, Carazo, Juigalpa, Somoto y León”, dijo Espinoza.

Destacó que el trabajo infantil obedece sobre todo a la falta de empleo para los padres, lo que genera una situación donde el infante debe aportar a la economía familiar.

Campaña mundial: “Alto al Trabajo Infantil”

Sofie Ovaa, del organismo holandés Hivos, aseguró que su organización ha lanzado una campaña mundial para erradicar el trabajo infantil en lugares como África, Asia y Latinoamérica. La funcionaria destacó que los gobiernos deben trabajar para brindar una educación de calidad a los infantes, y supervisar que las empresas no utilicen mano de obra infantil.

En el caso de Nicaragua, Ovaa resaltó los proyectos gubernamentales de la batalla por el sexto grado, y también la hoja de ruta “Hacer Nicaragua libre de trabajo infantil”.

Durante la Primera Conferencia Centroamericana “Hacia zonas libres de trabajo infantil”, realizada ayer en Managua, se dio a conocer que, en la región, el país con mayor número de infantes trabajadores es Guatemala con 966,000, seguido de Honduras con 359,000; Nicaragua es tercero con 238,000 niños trabajadores; en cuarto lugar se ubica El Salvador, con 188,000, y luego están Panamá y Costa Rica con 60,000 y 47,000 niños obreros, respectivamente.

Todas estas cifras, según Fodel, son tomadas de informes gubernamentales de cada país.