elnuevodiario.com.ni
  •   Washington, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Organización Panamericana de la Salud, OPS, alertó sobre una enfermedad renal crónica en Centroamérica, sin causas conocidas y que ha provocado miles de muertes en zonas rurales, la cual catalogó como un "serio problema" sanitario que se debe investigar.

Los ministros de salud de la región acordaron que la enfermedad es un "serio problema" de salud pública y llamaron a investigar los factores ambientales y laborales que se creen son la base del problema, indicó la OPS en un comunicado el lunes.

La enfermedad parece estar asociada con "contaminantes ambientales (muy posiblemente agroquímicos) y riesgos laborales", como consecuencia de las pobres condiciones de trabajo e insuficiente hidratación de los campesinos expuestos a elevadas temperaturas, señaló la OPS.

En una resolución aprobada la semana pasada por el Consejo Directivo de la OPS, los países de la organización llamaron a incrementar la vigilancia y el cuidado de los pacientes afectados por esta enfermedad, y atacar los efectos sanitarios, económicos y sociales que provoca en esas comunidades, según el documento.

Los especialistas regionales demandan una mayor vigilancia ambiental y epidemiológica, y exhortan a crear un modelo para el cuidado de los pacientes en todas las etapas de la enfermedad.

La OPS también prepara una agenda de investigación sobre esta afección.

En Centroamérica se ha incrementado el número de casos de enfermedades renales crónicas no relacionados con causas tradicionales, como diabetes e hipertensión, especialmente entre hombres jóvenes que viven en zonas pobres de la costa del Pacífico.

Según expertos, miles de personas han fallecido por estas causas en la última década, principalmente en Nicaragua y El Salvador, añadió el informe, aunque acotó que la información precisa es difícil de recoger.

En El Salvador, los casos de enfermedad renal crónica, por causas tradicionales o no, se incrementaron en 50% entre 2005 y 2012, y son el principal motivo de hospitalización en el país.

Ya en abril de este año, los países centroamericanos y República Dominicana habían advertido en una reunión de alto nivel de la gravedad de la enfermedad y llamado a tomar una "acción urgente" para combatirla.