AP
  •   Managua,Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AP

Activistas de derechos humanos denunciaron el viernes que fueron agredidos por simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega frente a la Fiscalía cuando acompañaban a representantes de una ONG que es investigada por supuestos "ilícitos contra el estado".

La directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cnidh) Vilma Núñez dijo que ella y otros miembros de su organización fueron atacados cuando salían de la Fiscalía en compañía de Giorgina Muñoz, la directora de la organización Coordinadora Civil, que llegó a entregar documentos para desvirtuar acusaciones contra su grupo.

Núñez, de 70 años, declaró a la AP que un grupo de personas que portaban pancartas pro gubernamentales golpearon "la camioneta donde yo viajaban con intenciones de lesionarme", además otros dos miembros de su personal "fueron golpeados salvajemente".

Aseguró que la policía presenció los hechos sin intervenir.

La activista dijo que uno de los atacados fue un fotógrafo del Cnidh al que le robaron su equipo de trabajo.

La ministra de gobernación María Isabel Morales dijo al Canal 63 de la televisión local que "algunos desearan que la policía actuara con violencia, pero su rol es mediar", supuestamente justificando la inacción de los efectivos policiales.

Núñez dijo que "me siento amenazada... completamente insegura pero definitivamente los riesgos los voy a asumir aunque me maten, no me harán retroceder" en el trabajo.

En la secretaría de Comunicación y Ciudadanía de la presidencia, un funcionario que se identificó solo como Francisco, dijo que la directora de ese organismo y esposa del presidente, Rosario Murillo, sería informada sobre las declaraciones de Núñez, pero se abstuvo de pronunciarse sobre el hecho.

Muñoz llegó a la Fiscalía para entregar documentos contables y administrativos del CC, uno de las nueva organizaciones no gubernamentales que son investigadas por supuestos "ilícitos contra el Estado".

Entre los otros están el Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco), el Movimiento Autónomo de Mujeres y Oxfan-Gran Bretaña.

Los ONG alegan que la Fiscalía no "especifica cuales son los ilícitos que investiga" y que por lo tanto "está actuando de manera ilegal", como argumentó Carlos Chamorro, director de Cinco, cuya sede fue allanada recientemente por la policía con orden de un juez.

La directora del Cnidh es una disidente del ahora gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional.