•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Paradójicamente Roberto Barberena Mendoza, mejor conocido como el Payaso Pipo, que ha hecho reír a miles de niños en espectáculos públicos y privados dentro y fuera de Nicaragua en los últimos 20 años, en su casa les negaba ese derecho a sus hijos.

Así lo dijo este martes Walkiria Gaitán Espinoza, expareja del cómico, en el inicio del juicio donde la Fiscalía acusa a Pipo por violencia patrimonial, violencia laboral y lesiones psicológicas en perjuicio de sus dos menores hijos y de su cónyuge.

“Me siento violada en mis derechos”, dijo Gaitán, al declarar ante el juez IV Distrito Penal de Violencia de la capital, Harold Leal; antes, sus dos menores hijos también narraron ante el judicial episodios de violencia vividos por su mamá a manos de su progenitor.

El relato de los niños a puerta cerrada hizo que el Payaso Pipo llorara ante el juez. Posteriormente, Barberena dijo a los periodistas que el relato de sus hijos fue de esa manera “porque están siendo manipulados”.

Para Roberto Barberena, el proceso judicial en su contra continuará mañana jueves a partir de las 2:00 p.m.