•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni


El video candente de cuatro jóvenes que se desnudan mientras bailan en un bar, dejó en el desempleo a doce personas, luego que las autoridades de Masaya ordenaran el cierre definitivo de Shot Bar, cuyos propietarios reclaman que les sea escuchada su versión de lo ocurrido.

El video grabado con un teléfono celular y luego subido a las redes sociales, se convirtió en un escándalo al saltar a diversos medios de comunicación nacionales. El baile erótico habría ocurrido el domingo 22 de septiembre, día de la Hípica de San Jerónimo, cuando el bar se llenó a reventar.

Eliana Barrios Marín, una joven emprendedora que junto a su esposo se embarcó en la aventura de invertir en Shot Bar, se manifestó indignada por la resolución número 01-2013  emitida por la comisión interinstitucional.

Considera que la medida es drástica, porque ahora 12 personas quedan en el desempleo.

“Lo que más nos indigna es que nos notificaron el cierre definitivo sin haber escuchado la otra parte. Hubiesen puesto una multa o el cierre temporal. El local tenía contrato de arriendo por cinco años. Ahora de dónde vamos a sacar U$700 mensuales por dos años que faltan para concluir el contrato”, dijo.

Agregó que buscaron la manera de abrir con otra razón social, pero las autoridades les han cerrado las puertas, no quieren darles una oportunidad y como joven siente que la han condenado.

No eran menores


“Se rumoraba que eran menores de edad, pero hemos dado con la identificación de una de las parejas y según sus documentos son personas mayores. De la otra si no sabemos quién es, pero si se tratase de una menor –a como insiste la vicealcaldesa Jacaranda Fernández--, sus padres ya hubiesen puesto la denuncia en la Policía”, expresó Barrios.

Agregó que en ningún momento Shot Bar contrató a esas personas para que se desnudaran, porque no realizan ese tipo de espectáculos a como sí lo hacen otros negocios autorizados y que son del conocimiento de la comisión interinstitucional.

“Pedimos a las autoridades competentes que acepten nuestra apelación, porque quedan doce cabezas de familias desamparadas. Contamos con el respaldo de los vecinos que saben cómo nos ha costado este negocio”, añadió la pequeña empresaria, quien pide una audiencia a la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía de Nacional, donde sea escuchada y sea ella que decida si la resolución está apegada a derecho.

¿Interés creado?

Estela Sandoval, vecina del negocio, manifestó que no es justo que por la mala cabeza de las personas que bailaron en la barra y del que subió el vídeo en las redes sociales se pierda un negocio que tanto ha costado a sus dueños.

“Acá hay intereses de por medio, porque las personas saben quién quiere poner un negocio ese mismo lugar. Pero el tiempo dará la razón”, mencionó la vecina.

Por su parte, el comisionado mayor Horacio Sobalvarro, jefe de la Policía en Masaya, dijo que “la comisión interinstitucional decidió el cierre del local, porque atenta contra la moral y la buena conducta de los masayas”.

El alto mando aseguró que inspeccionarán otras discotecas y se tomarán las medidas necesarias para evitar que se repitan este tipo de incidentes.

En tanto, la vicealcaldesa Jacaranda Fernández, pidió a los concejales municipales el apoyo para evitar que Shot Bar abra sus puertas de nuevo, porque a su juicio este tipo de lugares son tarimas para la trata de personas.

“El vídeo lo subieron a las redes sociales, eso fue un escándalo, dos jovencitas y el DJ hizo apología e incitación a ese tipo de actividad. Una  de ellas se desnudó y terminó masturbándose. No es casería de bruja”, alegó Fernández, quien no obstante reconoció que hay lugares autorizados para este tipo de espectáculos que generaron el cierre de Shot Bar.

“Aquí los únicos lugares establecidos son Blue Foxie y el nigth club Dina’s”, dijo la funcionaria.