•   Massachusetts  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Centenares de personas de todas partes del estado de Massachusetts se congregaron en las afuera de la biblioteca nacional de Boston ubicada en Boylston Street, para luego marchar al corazón de la ciudad donde demandaron que se pase una reforma migratoria justa que una a las familias inmigrantes.

A lo largo del recorrido de la marcha los manifestantes pedían al vocero del Congreso estadounidense, John Boehner, que firmara la reforma migratoria la cual fue aprobada por el Senado en junio pasado y se encuentra engavetada a la espera de la firma del vocero congresista para que esta pueda ser aprobada por las dos cámaras del Congreso, firmada por el presidente Obama y se convierta en ley.

11 millones en espera

Leon David, un inmigrante de origen haitiano, dijo sentirse frustrado por la forma como el congresista Boehner ha bloqueado la reforma migratoria dejando en zozobra a más de 11 millones de personas que están a la espera de la anhelada reforma migratoria.

“Desde que se aprobó la reforma migratoria por el Senado, más de 100 mil indocumentados han sido deportados a sus países de origen, ya no podemos estar esperando más, queremos que John Boehner deje de una vez por toda de estar bloqueando la reforma para que el proyecto de ley siga su curso y se pueda convertir en ley”, reclamó el inmigrante haitiano.

Por su parte, la directora de la organización no gubernamental Pro migrante, de la coalición que aboga por los refugiados e inmigrantes de Massachusetts –MIRA, por sus siglas en inglés–Eva Millona, resaltó que ya es hora que se apruebe una ley que beneficie a las personas más vulnerables de los Estados Unidos como son los inmigrantes.

“Esperemos que una vez que pase la crisis que tiene el gobierno federal (cierre parcial del gobierno), se dé una reforma migratoria justa que pare las deportaciones y que pueda unir nuevamente a las familias que han sido separadas por la implementación de una ley anti-inmigrante”, declaró la funcionaria.

Millona también resaltó que al aprobarse la reforma migratoria, la economía estadounidense será más fuerte por el dinero que los inmigrantes tendrán que invertir para obtener sus papeles, además por las nuevas inversiones que estos harían en los diferentes servicios públicos a los cuales no son elegibles por ser indocumentados.

También por mejor trato

Los miles de inmigrantes que recorrieron la calle Boylston Street, donde ocurrió el atentado terrorista del Maratón de Boston el pasado 15 de abril, reclamaron también a los congresistas estatales de Massachusetts, un mejor trato para los inmigrantes.

En sus demandas exigían que a los indocumentados se les dotara de licencia de conducir para manejar por las carreteras del estado sin temor a ser deportados, también exigieron el incremento del salario mínimo que en la actualidad es de US$7.50 la hora, como protección a los trabajadores temporales, entre otras demandas.

Los inmigrantes en Boston realizaron la marcha después que en 152 ciudades de 40 estados de los Estados Unidos protestaran por una reforma migratoria que saque de la sombra a más de 11 millones de personas que viven de manera irregular en el país.