•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Daniela y Vanessa Montalván, en una fecha y día que no desean recordar, acudieron a la iglesia “Ministerio en Abundancia”, ubicada en el barrio “Camilo Chamorro”, con la intención de sostener un encuentro con Dios, pero según ellas lo que encontraron fue al demonio.

Las hermanas Montalván y otras tres mujeres denunciaron en los tribunales capitalinos que la pastora Gloria Murillo Meléndez las sometió a actos satánicos.

Según las denunciantes, en la iglesia “Ministerio en Abundancia” fueron sometidas a tratos inhumanos como latigazos y golpes en el rostro, espalda y abdomen, porque solo de esa manera podrían sacarles al demonio de sus cuerpos.

Según las denunciantes la pastora de nombre Gloria Murillo Meléndez, las obligaba a despojarse de sus salarios, a entregar sus bienes personales y hasta divorciarse de sus maridos, porque si no lo hacían “estaban poseídas por el demonio”.

Hasta se divorció

“Yo me divorcié de mi marido, porque la pastora me dijo que no podía dormir con él, porque si lo hacía estaba durmiendo con el demonio, pero afortunadamente reaccioné y recuperé a mi esposo volviéndome a casar con él”, relató Daniela Montalván.

La denunciante dijo que los sábados Murillo hace culto en su casa, al cual debían llevar comida, pero que solo ella y su familia consumían.

“A mí la pastora me dio siete latigazo y a mi hijo uno”, refirió Gema Down, otra de las mujeres presuntamente embrujadas por Murillo Mendoza.

Otros señalamientos

Socorro Cross, otra de las denunciantes, aseguró que Murillo la dejó en la calle junto con su menor hijo, al convencerla de que le entregara su casa donde tenía una venta y todos sus bienes para poder sacarle al demonio.

Cross añadió que su marido sigue asistiendo a la referida iglesia, donde según ella su pareja entrega todo su salario, porque la pastora le ha dicho que solo de esa manera cumpliría con una revelación divina.

Beverling Ruiz, manifestó que su situación es más penosa, porque la pastora además de darle de latigazos le introdujo las manos en la vagina para supuestamente sacarle al diablo.

Por los hechos antes narrados, el juez Octavo Local Penal de la capital, Celso Urbina, citó para el próximo 31 de octubre a Murillo, para que responda por la presunta autoría de los delitos de lesiones físicas leves, lesiones psicológicas leves y apropiación de bienes en perjuicio de las denunciantes.

 

Murillo: “Quieren empañar obra del Señor”

La pastora Gloria Murillo Meléndez, en declaraciones vía telefónica, descalificó lo dicho por las denunciantes, al asegurar que todo se trata de una trama.

“Lo que quieren es empañar la obra del Señor”, dijo Murillo, agregando que no es cierto que haya dado de latigazos y golpes a las denunciantes.

Preguntada si asistirá a la cita judicial respondió: “Me voy a comunicar con el Señor”.