•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El paso del huracán Mitch por Centroamérica, entre octubre y noviembre de 1998, causó más de 9,000 muertes y dejó a más de 1,000,000 de personas damnificadas, pero también llevó a las autoridades a crear sistemas de monitoreo de este tipo de eventos, con el fin de mitigar sus efectos en la población y en el territorio nacional.

Representantes de organizaciones que participaron en el foro “Evaluación de la gestión de riesgo y atención psicológica en Nicaragua” en vísperas del 15 aniversario del impacto del huracán Mitch en Centroamérica, coincidieron en que hoy la región está más preparada para enfrentar ese tipo de situaciones.

Javier Rivera, coordinador de la Alianza ACT en El Salvador, señaló que después del paso del huracán Mitch se crearon sistemas nacionales de protección o defensa civil, lo cual permitió conformar comisiones a nivel municipal para atender de manera directa las zonas más vulnerables ante eventos como huracanes, terremotos, maremotos, etc.

Para Rivera, un aprendizaje fue que este tipo de desastres son producto de una combinación de amenaza y de vulnerabilidad, es decir, que sus efectos están determinados por el nivel de exposición de la población, el territorio nacional y la infraestructura local.

Rivera destacó que desde la sociedad civil se tomó la conciencia de exigir la inclusión de políticas de gestión de riesgo, como por ejemplo, códigos de construcción en la producción agrícola, y la infraestructura social.

Un factor importante ante cualquier desastre es la atención sicológica, aseguró por su parte Josefina Murillo, directora del grupo de Profesionales de Apoyo Emocional, PAE, que se formó hace 15 años para brindar atención voluntaria psicológica primaria y secundaria a las personas afectadas por el Mitch, especialmente por el deslave del volcán Casitas, en Posoltega.

Impacto en Nicaragua

Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, en Nicaragua el huracán Mitch afectó directamente a 867,752 personas, causó la muerte de 3,045 y dejó a 368,261 damnificadas.

 

Sistema integral

El mayor Julio Díaz, oficial de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, indicó que tras el impacto del huracán Mitch en Nicaragua se creó y se ha venido fortaleciendo un sistema integral, que consiste en la organización y capacitación de comités de prevención de desastres a nivel regional, departamental, municipal y local.
Refirió también que en cada municipio hay brigadas integrales conformadas hasta por 250 personas capacitadas en primeros auxilios, búsqueda, salvamento y rescate, evacuación y atención de incendios.