•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El reglamento de la Ley 842 que emitirá el Ejecutivo ratificará el carácter voluntario de la propina, que genera un monto no menor de US$10 millones al año, y podrá ser agregado en la factura como “propina sugerida”, declararon fuentes del sector.

El cliente, de acuerdo con la calidad del servicio que recibe, tendrá la opción de decidir si paga o no el cobro sugerido dentro de la factura, precisó Marcial Cabrera, secretario general de la Fede-ración Unitaria de Trabaja-dores de la Alimentación, Agroindustria y el Turismo.

La propina, que mueve unos US$10 millones al año, beneficia a 69,000 trabajadores del sector de hoteles y restaurantes, que con su núcleo familiar el beneficio se extiende a unas 250,000 personas, señaló Miguel Romero, directivo de la Asociación de Hoteles de Nicaragua.

Reglamento listo

Según Cabrera, el reglamento de la Ley 842, Ley de Protección de los Derechos de las Personas Consumidoras y Usuarios, ya fue redactado por el Ejecutivo, pero falta “la firma” del presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, para “que sea oficial”.

El cliente, a su vez, como muestra de satisfacción por la calidad en el servicio recibido, tendrá el derecho de reconocer un monto distinto del sugerido por este concepto que usualmente es del 10%, según Cabrera.

El documento fue dado a conocer ayer a unos 3,500 trabajadores que son miembros de la Federación Unitaria de Trabajadores de la Alimentación, Agroindustria y el Turismo.

Romero señaló que el cobro de la propina o “cargo por servicio” existe en cualquier país del mundo, mientras unos la incluyen en la factura por mandato de ley, otros lo hacen de acuerdo con normativas existentes.

“La mayoría de los turistas aceptan sin problema el 10%, ya que allá (en otros países) es obligatorio el 15% de acuerdo con la legislación del Estado”, manifestó Romero.

Fondo común

Un trabajador del sector de hoteles y restaurantes, actualmente devenga un salario mínimo de C$4,753, y la propina representa hasta un 60% de los ingresos económicos de los meseros y demás trabajadores de este sector, según este sindicato.

Juan José Padilla, secretario de la misma organización de Cabrera, señaló que la propina será destinada a un fondo común para posteriormente hacer la distribución entre el nutrido grupo de trabajadores de los establecimientos de servicio.

El ingreso adicional en ningún caso será considerado como parte del salario de los trabajadores, detalló Padilla.

Propietario informará a trabajadores

Para tal efecto, en cada centro laboral crearán comisiones para estar a la expectativa de que los porcentajes de la propina sean distribuidos entre todos.

“En reuniones con los dueños de restaurantes se establecerá una comunicación para hacer posible en todas las empresas la creación de una comisión encargada en el tema de la propina”, dijo Padilla.

Cabrera insistió en que los trabajadores serán informados por el dueño del establecimiento del ingreso que se tenga en concepto de propinas.

“Ahora tenemos un instrumento legal que nos permitirá estar encima”, dijo Cabrera.

 

Beneficio de los trabajadores

Miguel Romero, de la Asociación de Hoteles de Nicaragua, reiteró que el reglamento debe proteger a los trabajadores, porque serían los más perjudicados si se retira el cobro de la propina, que en Nicaragua “lleva 27 años continuos de aplicación”, dijo.

“Debe quedar claro que los empresarios o administradores no pueden participar de la propina ni intervenir en su repartición”, indicó.