•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La imprevista decisión de incrementar la cantidad de unidades de buses solo con pago electrónico, y los apuros de la población por hacer una recarga en su tarjeta de pago, hizo colapsar el sistema, y ello desembocó en el caos observado esta semana en el Transporte Urbano Colectivo, TUC. “Es como en las empresas telefónicas, cuando las líneas se saturan, el sistema colapsa”, admite Anielka Cuarezma, vocera de MPeso en entrevista con El Nuevo Diario.

Hasta la semana pasada, la relación de unidades de pago mixto (tarjeta o efectivo) era de 30% solo tarjetas y 70% mixto, sin embargo, a partir del martes, la relación se transformó a 20% mixto y 80% tarjetas.

Así, por los inconvenientes, las críticas, denuncias y hasta insultos no se hicieron esperar por parte de la población usuaria del Transporte Urbano Colectivo, TUC, contra MPeso --la empresa concesionaria de las tarjetas de pago electrónico que forma parte de las instancias que impulsan la denominada modernización del transporte colectivo de Managua--, a la cual muchos señalaron de la lentitud del sistema, y, en el peor de los casos, por no registrar en las tarjetas electrónicas el saldo introducido en los centros de recarga.

¿MPeso estaba preparada para el incremento de unidades de pago solo con tarjeta electrónica?

Como MPeso estamos preparados para todos los asuntos relacionados con las tarjetas y las recargas, para eso se incrementó a casi 700 las agencias de recarga, y aparte de esto, en las diferentes paradas de buses tenemos las famosas “sombrillas”, con 300 muchachos recargando, y edecanes en los buses.

La disposición de que salgan las unidades de buses con solo pago electrónico es del Instituto Regulador del Transporte Urbano Colectivo, Irtramma, y de los transportistas, pero definitivamente como MPeso estamos preparados para el día en que los señores transportistas y el Irtamma, decidan el 100% de pago único con tarjeta.

Sin embargo (esta semana) hubo una serie de complicaciones, tal como sucedió con el primer día cuando se introdujo el pago con tarjeta. ¿Es que se satura el sistema de recargas cuando todos buscan recargar?

Esto es igual a como ocurre con las recargas telefónicas en las distintas compañías, que si todos quieren hacer recargas o llamadas, las redes colapsan por un período, nosotros igual. Por eso instamos a la población a que recargue con tiempo, que recargue con seguridad para que no sufra inconvenientes a la hora de abordar las unidades de buses.

¿Cuáles son los errores que ustedes han detectado en el uso de la tarjeta electrónica y las recargas?

Recomiendo a los usuarios que no pasen la tarjeta como si fuera de crédito. La tarjeta no se pasa, la tarjeta solo se acerca frente al validador hasta que lea el saldo y diga “Pago correcto”.

Una queja de los usuarios es que introducen saldo, pero no les llega o que tarda demasiado en llegar.

Que no llegue el saldo, esto es imposible, pues cuando se realizó la recarga, si se brindó el número de tarjeta correcto, no hay cómo perderse y la recarga siempre llega.

En principio, las recargas nadie te las va a robar. Por eso la confirmación del saldo con el mensaje telefónico es fundamental. Ahí aparece su número de tarjeta, la cantidad que ingresaste, el saldo y el número de referencia. Recomiendo que al recargar siempre pidan su número de referencia, pues con ese número pueden hacer cualquier reclamo. Un problema es que hay personas que no llevan control del uso de la tarjeta, y luego se sorprenden cuando ya no tienen saldo.

Si no entregó su número y cambió de teléfono, puede llamar a los centros de atención y agregarlo.

¿Cómo el usuario puede comprobar su saldo?

A través del mensaje que llega al celular, si no, mandando la palabra “saldo” al 1023, se puede confirmar a través de la página web de MPeso, o llamando al número de call center 85890700. Si está afiliado a otros servicios de MPeso, puede verlo en línea.

Hay personas interesadas en que MPeso sea calificada como ineficiente y se adjudique la concesión a otra empresa. ¿Qué credibilidad tiene esto?

No me puedo pronunciar ante las acusaciones de algunas personas porque, definitivamente, no las he escuchado, pero le puedo decir que somos una empresa respaldada y supervisada por la Superintendencia de Bancos y de otras Instituciones Financieras, Siboif, somos una empresa seria, y lo hemos demostrado. Nosotros seguimos haciendo nuestro trabajo.

 

Lectores de El Nuevo Diario preguntan

Por iniciativa de El Nuevo Diario, se contactó a los usuarios del transporte colectivo que están en las redes sociales, y estas son las preguntas que ellos hicieron y las respuestas de Anielka Cuarezma, gerente de información de MPeso.

Danny Rivera: ¿Qué medidas tomará MPeso cuando un autobús se dañe? ¿Cómo se retribuirá el costo del pasaje para abordar otra unidad?

El conductor se tiene que comunicar con el jefe de operaciones de su cooperativa. Este tiene un código de reversión para el validador de esa unidad. Posteriormente, el pasajero pasará y pondrá su tarjeta en el validador para revertir el saldo introducido. El proceso tarda entre tres y cuatro minutos, pero todo depende de la comunicación entre el conductor y su jefe de operaciones.

Moisés Urtecho Hernández: ¿Es posible activar una opción a través del websitewww.mpeso.net en donde cada usuario pueda ver la cantidad de transacciones que se hacen con la TUC?

Sí, es posible, una vez que el usuario se afilie a MPeso, y para eso deben ir al centro de atención de la empresa, ya sea en Multicentro Las Américas, Edificio Delta, El Zumen o junto al BDF de Ciudad Jardín. Con esto, igualmente, se tendría opción a otros servicios que brinda la empresa.

Marlon Vásquez Nicaragua: ¿Cuántas operaciones simultáneamente es capaz de procesar su sistema de recargas?

Se pueden procesar 250 recargas por minuto. El promedio de recargas es de C$30.

Pedro José Zapata Martínez: ¿Por qué los mensajes para consultar el saldo no son gratuitos?

Porque no tenemos una línea telefónica gratuita.

Max Reyes: ¿Viaja en buses? ¿Siente lo mismo que la población?

Me ha tocado subirme a una ruta y lo miro muchísimo más bonito o cómodo pagar con tarjeta que con moneda. No tengo que esperar cambio, no pierdo tiempo y es más ágil.