•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Nos dijeron que si no les dábamos lo que querían, nos iban a matar. Uno andaba el arma en la cintura”, comentó en su inocencia el niño de nueve años, que junto a sus hermanitos de cinco y dos años, y a sus primas de 17 y 15 años, fueron asaltados a punta de pistolas por dos sujetos, quienes llegaron en moto a su casa, donde su padre guardaba más de C$500,000.

Los sujetos son de mediana estatura, morenos, de unos 21 años el primero y de unos 37 o 40 años el segundo, y llegaron a la casa del ingeniero Oscar Emilio Membreño Espinoza, de 40 años, ubicada en el barrio “Enrique Schmidt”, preguntando por él, pero este andaba trabajando. Su mujer tampoco estaba, porque había ido a una cita médica.

Cuando ya estaban dentro, porque el portón de la calle nunca está cerrado, los ladrones encañonaron a los menores, los amarraron y encerraron en un cuarto con candado, para registrar la vivienda y llevarse C$ 502,000, dos computadoras, un modem, dos teléfonos celulares y una cartera repleta de joyas.

Contratista

Membreño, quien es contratista y dueño de la empresa “Servicios y Albañilería en General”, explicó que el dinero robado era su capital de trabajo, y con el mismo pretendía pagar el salario catorcenal a sus empleados hoy.

Explicó que no tiene seguro contra robos, pero “echará para adelante” junto con sus 70 empleados para salir avante tras el incidente.

“Esta vez me tocó a mí”, dijo resignado el ingeniero, quien comentó que él sospecha de todos, pero será la Policía del Distrito IV la que determine mediante sus investigaciones si hubo o no filtración de información a lo interno de su pequeña empresa.

Las dos jovencitas dijeron a la Policía que los ladrones no se cubrieron el rostro cuando entraron a la casa, pero luego uno de ellos se puso una pañoleta, sin embargo, los pueden reconocer.

Los agentes policiales trabajaban en la identificación de los maleantes mediante el álbum fotográfico de los delincuentes, y las huellas dactilares que recogieron en la escena.