•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una serie de fuertes ráfagas de viento que se registraron ayer en Managua derribaron árboles en distintos puntos de la ciudad, incluido uno en el centro comercial Metrocentro, donde tres vehículos resultaron parcialmente dañados.

Los ventarrones que ocurrieron durante la tarde de ayer son propios de la temporada de invierno, declaró ayer a El Nuevo Diario Salvadora Martínez, meteoróloga del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

Los vientos son generados por “cumulonimbos potentes”, es decir, por nubes que suelen producir lluvias intensas, explicó Martínez.

De acuerdo con las autoridades, octubre será uno de los meses cuando se registrarán las lluvias más intensas en esta temporada invernal en Nicaragua.

Martínez agregó que la lluvia y los fuertes vientos de ayer no se registraron en todo el país, sino en algunas zonas.

“Así como se dan lluvias intensas solo en algunos lugares, también se dan los fuertes vientos”, indicó la experta.

Metrocentro y El Malecón

En Metrocentro, los vientos botaron un árbol que cayó sobre tres vehículos, y el más dañado fue una camioneta azul, Nissan, placa GR 5155.

La Gerencia de ese centro comercial acordó con los dueños de los vehículos afectados cubrir todos los gastos por las reparaciones.

Por otro lado, en el Malecón también se constataron daños a causa de los ventarrones.

Reporteros gráficos de El Nuevo Diario confirmaron que los vientos derribaron varias palmeras ubicadas sobre la nueva avenida peatonal.

De momento no se han confirmado daños humanos ni materiales.

Temporada de lluvias

La actual temporada de invierno ha causado estragos en Nicaragua. Hasta la fecha la Defensa Civil reporta 30 personas fallecidas a causa de las lluvias.

Además, unas 215 viviendas han resultado anegadas por los aguaceros, perjudicando a más de 1,000 personas.

 

Enfermedades

La temporada lluviosa también ha facilitado la propagación de distintitas enfermedades, como el dengue.

La ministra de Salud, Sonia Castro, dio a conocer que se ha logrado contener el dengue, pero advirtió que existen riesgos de propagación de la enfermedad.

Este año los casos de dengue (3,500 confirmados y 31,338 sospechosos) superan en 18% lo registrado el año pasado, según Castro. Las lluvias también contribuyen a propagar la leptospirosis.