•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En Nicaragua la población de entre 20 y 39 años es la más afectada por el Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, de acuerdo con un informe del Ministerio de Salud, Minsa, que también registró en el primer semestre del año, 403 nuevos casos de personas con VIH-Sida.

El documento Situación Epidemiológica del VIH-Sida, del Minsa, detalló que entre enero y junio pasados, el 64.2% de los casos de VIH se registraron en personas de entre 20 y 39 años.

Además, de los 403 contagios confirmados, 378 se dieron entre personas heterosexuales, mientras que 274 corresponden a hombres, el género más afectado por

la epidemia.

El grupo etario de entre 25 y 29 años se muestra como el más vulnerable, pues de los 403 casos confirmados en el primer semestre, 78 se registraron en este segmento de la población.

El segundo grupo más afectado es el que tiene entre 30 y 34 años, con 67 casos.

El Minsa también detectó la enfermedad en 59 personas de entre 35 y 39 años, y otros 55 enfermos tienen entre 20 y 24 años.

Además, hay 34 casos entre personas de 15 y 19 años, mientras que en el segmento de la población que tiene entre 40 y 44 años se confirmaron 36 infectados.

Situación

El documento oficial detalla que de los 403 nuevos casos detectados en el primer semestre de este año, 6 se encuentran en estado avanzado y 11 corresponden a personas que ya fallecieron, por lo que especialistas consultados por El Nuevo Diario insistieron en promover la prevención del VIH en el país.

El informe añadió que desde que se detectó el primer caso de VIH, en 1987, se han infectado 8,278 personas, de las cuales 740 tienen el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana, Sida, y 1,030 ya fallecieron.

Oscar Núñez, coordinador del programa Prevensida, que financia la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid, señaló que la epidemia del VIH en Nicaragua es “concentrada”, porque los más afectados son jóvenes que sufren exclusión social y, por tanto, no tienen acceso a educación.

Aseguró que para frenar el VIH se deben enviar mensajes clave, como convencer a la población de hacerse la prueba, reducir el número de parejas y usar preservativos en toda actividad sexual.

Refirió que Prevensida apoya financieramente a unas 50 organizaciones que realizan capacitaciones para prevenir el VIH y también efectúan pruebas rápidas, enfocadas en las poblaciones vulnerables.

De acuerdo con el especialista, entre octubre de 2012 y septiembre de 2013 las organizaciones beneficiadas con Prevensida ejecutaron 12,500 pruebas rápidas, de las cuales 54 resultaron reactoras, es decir, que indicaron la presencia del VIH en el paciente.

Núñez explicó que esos casos son remitidos al Minsa para que confirme si son positivos o no, por lo que desconocen cuántos resultaron positivos en el último año; no obstante, dijo que la tendencia es que el 90% resultan positivos.

Apuntó que existe un esfuerzo de parte del Gobierno, la sociedad civil y la cooperación internacional para prevenir el VIH y detectar los casos a tiempo, para garantizar la sobrevivencia de los pacientes, pero que aún es muy temprano para valorar su impacto.

Núñez, sin embargo, afirmó que lo esperado es que exista más conciencia entre la población y que los casos disminuyan, y mencionó que del 2006 al 2013 se redujeron a la mitad las muertes por Sida.

La doctora Sara Moraga, asesora técnica de la Asociación Nicaragüense de Personas que Conviven con el VIH-Sida, Asonvihsida, también subrayó la importancia de trabajar en la prevención de esta enfermedad.

Departamentos más afectados

Moraga señaló que la prevalencia de VIH acumulada hasta el 2012 fue de “alto riesgo” en los departamentos de Chinandega, Managua, León y en las Regiones Autónomas Atlántico Norte, RAAN, y Sur, RAAS.

En Chinandega, por cada 100,000 habitantes, se registran 448 casos de VIH, en Managua 433, en León 230, en la RAAN 219 y en la RAAS 205, desde que se detectó la epidemia en 1987.

En cuanto a la incidencia, que se refiere a la cantidad de casos nuevos en un año por cada 100,000 habitantes, indicó que la más alta es en Managua, con 66; seguida de Chinandega con 54; Masaya con 33; y la RAAN con 29.

A nivel nacional se estima que existen 32 casos de VIH por cada 100,000 habitantes.

 

Más casos en Managua

El documento Situación Epidemiológica del VIH-Sida en Nicaragua, del Minsa, detalla que de los 403 nuevos casos detectados en el primer semestre de este año, 230 corresponden a personas que viven en el departamento de Managua y que el 68% son hombres.

También refleja que, de acuerdo al método de transmisión, 378 de las personas infectadas son heterosexuales, frente a 18 hombres que tienen sexo con hombres y 7 clasificados como “otros”.

 

Vea infografía ampliada