Sonia Osorio / EFE
  •  |
  •  |

El alza de los precios del petróleo amenaza con estrangular a las frágiles economías de Centroamérica y el Caribe y la región debe diseñar estrategias para evitar una recesión, según se puso el lunes de manifiesto en la sesión inaugural de la reunión de la Caribbean-Central American Action (CCAA).

Manuel Rosales, presidente de la CCAA, dijo que el alza del precio del "oro negro" ha agudizado la crisis energética en algunos países azotando a un sector productivo que requiere tener fortaleza para competir en un mercado globalizado.

"Hay apagones de hasta catorce horas en países como Nicaragua. Bajo estas circunstancias el sector productivo es altamente golpeado, en especial las pequeñas y medianas empresas. Es un aspecto muy grave", manifestó.

Los efectos por el aumento de los precios del petróleo se analizarán en la trigésima primera conferencia de la CCAA que concluye el miércoles, con la participación de más de 600 expertos económicos y líderes políticos de la región.

CAFTA-RD

La CCAA es una organización independiente que promueve el desarrollo económico en la Cuenca del Caribe impulsado por el sector privado. "Es importantísimo este tema. Si tenemos un tratado de libre comercio como el CAFTA-RD, ¿cómo los países pueden aprovechar las ventajas del mercado Estados Unidos y competir con el mundo si no tienen energía?", se preguntó Rosales, de origen nicaragüense.

En Honduras, el gobierno a principios de noviembre anunció la entrada en vigor de drásticas medidas de ahorro y el sector empresarial ha calificado la tendencia alcista de los precios del petróleo como un tributo "impuesto desde el exterior", que podría vapulear a la economía.

Honduras tiene una demanda de energía eléctrica de más de mil megavatios que en su mayoría son generados por plantas que operan con derivados del petróleo.

Mientras tanto, en Nicaragua se avecina un incremento en las tarifas del sector eléctrico si se mantiene la escalada de los precios del petróleo.

La crisis energética nicaragüense ha golpeado gravemente al sector productivo y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua también ha advertido de que la subida de los precios del petróleo podría afectar a otros sectores.

Ante esta situación, que se da también en los países del Caribe, el presidente de la CCAA destacó la importancia de discutir el tema a partir de hoy en la conferencia de Miami, evento que dedicará tres foros relacionados con el petróleo.

"Ese es uno de los temas que vamos a discutir. Tenemos que dar alternativas a los gobiernos para que pongan en vigor, lo más pronto posible, que ayuden a romper con ese círculo energético", expresó Rosales.

"Cómo vamos a poder competir en un mundo de comercio globalizado si no podemos tener eficiente energía y acceso a ella. Hemos invitado a expertos para que nos den su opinión y sugerencias sobre cómo se puede combatir ese problema", precisó.

En el foro "Energía: petróleo, gas y alternativas", se analizarán las perspectivas futuras para la región, cómo puede la Cuenca del Caribe con los precios tan altos mantener su competitividad y qué pueden hacer los gobiernos regionales para atraer inversión internacional hacia ese sector.

Otro de los foros es "Energía y seguridad: biocombustibles", en el que se evaluarán las diferentes alternativas de energía para reducir la dependencia del petróleo, cómo la región puede invertir en los nuevos biocombustibles y cuál será el impacto.

Cómo ayudar a la pequeña y mediana empresa (pymes) para que pueda aprovechar las ventajas de los tratados de libre comercio forma parte también del programa, que incluye el análisis de la efectividad de los convenios comerciales en la región.

La conferencia, asimismo, tratará sobre cómo la consolidación de los servicios financieros en la región ha afectado la nueva inversión, especialmente en las pymes. Entre los participantes estarán los primeros ministros de Jamaica, Bruce Golding, y Bahamas, Hubert Ingraham.

La CCAA otorgará este año el premio Estrella del Caribe a Ingraham por sus esfuerzos para el desarrollo del Caribe y por los avances que ha obtenido en su país.

Ingraham compartirá el galardón con el congresista estadounidense Charles Rangel, "por ser un campeón para la región en todos los aspectos".