•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La creación de comunidades capaces de actuar ante desastres antes de ser asistidas por las instituciones, es el objetivo del proyecto Resiliencia en las Américas, RITA, implementado por la Cruz Roja.

Clemente Balmaceda, director de la Cruz Roja de Nicaragua, dijo que la “resiliencia” es la capacidad de respuesta de la comunidad en situaciones críticas, y eso es lo que se espera crear.

“Por ejemplo, en el caso de que en Managua se produzca un sismo, las autoridades y las instancias de socorro, ya sea la Cruz Roja, Defensa Civil, los Bomberos, van a tardar para llegar a apoyar a los barrios, pero si ahí ya están entrenados los pobladores, ellos mismos pueden dar asistencia inmediata y provisional, con lo cual se puede salvar vidas mientras llegan las autoridades”, explicó Balmaceda.

Indicó que durante un sismo la gente puede entrar en pánico, y ante esto además se está preparando a especialistas en apoyo psico-social en los barrios, donde principalmente se debe trabajar con niños y niñas.

Proyectos piloto

El doctor José Medrano, coordinador del proyecto RITA, explicó que en la primera etapa lograron identificar cinco comunidades muy vulnerables, dos en Sébaco (Paso Real y Carreta Quebrada), dos en Tipitapa (La Campana y El Madroño), además de una en Managua (barrio “Julio Buitrago”).

El estudio se desarrolló en tres municipios, pero se tiene planeado que sea de proyección nacional en un futuro cercano.

Se identificó que a lo inmediato la mayor vulnerabilidad es en agua y saneamiento, necesitando mayores herramientas para tener agua segura de consumo humano y evitar daños a la salud.

La segunda etapa consiste en crear capacidades en las comunidades para la creación de gestiones comunitarias contra el riesgo.