•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El reordenamiento del comercio en las aceras y calles en los alrededores de la Plaza y del Parque Central, “Juan José Quezada” y “Rubén Darío”, respectivamente, que se ubican en el Centro Histórico de León, ocasionó descontento entre los propietarios de negocios, y alivio para una buena parte de los pobladores de la localidad.

Las autoridades municipales cuantifican alrededor de 180 negocios en estas áreas de recreación, incluyendo el sector de la “Esquina de los Bancos”, donde el mes anterior se procedió con la primera fase de ordenamiento.

Rosa Elena Munguía, directora de Servicios Municipales en el gobierno local, afirmó que cada día se observa a más vendedores ambulantes que ocasionan desorden en las vías.

“A recobrar el orden”

“Vamos a recobrar el orden, ordenar el comercio, liberar las aceras para que los peatones transiten sin ningún problema, y aplicar las normativas correspondientes para controlar a este sector”, dijo Munguía este martes durante una inspección efectuada en ambos parques.

La señora Teresa López, vendedora de gaseosas en el Parque “Rubén Darío”, sostuvo que ella no se resiste al reordenamiento, pero solicitó a las autoridades edilicias mejores condiciones para trabajar.

Comerciantes demandan mejor atención

“Todos los comerciantes pagamos impuestos y nosotros carecemos de kioscos, de servicios básicos e higiénicos; demandamos una mejor atención por parte de las autoridades”, manifestó López, quien retiró de su pequeño negocio un plástico negro que daba mal aspecto, pero que a ella le servía de protección contra la lluvia y contra el inclemente Sol.

“El Parque (‘Rubén Darío’) se ha convertido en un mercado, es un lugar antihigiénico que se encuentra olvidado por las autoridades, además de que es un lugar poco atractivo para los visitantes que desean pasar un momento de esparcimiento”, dijo María Elena Mondragón, habitante del barrio Sutiaba y docente universitaria.

 

Caso omiso a notificación

Eduardo Martínez, jefe de Control Urbano de la Alcaldía, destacó que los propietarios de negocios han hecho caso omiso a la notificación de ordenamiento; “estamos procediendo conforme lo establecido por la normativa de control urbano, porque pretendemos ordenar las vías y crear mejores condiciones tanto a los peatones como a los automotores que transitan por las vías”, dijo el funcionario.