•  |
  •  |
  • END

Ante la actuación negligente y poco profesional de los oficiales de Policía que presenciaron el ataque de las turbas CPC frente al Ministerio Público, la primera comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional, ordenó a Asuntos Internos de esa institución que investigue el actuar de los seis policiales que resguardaban “la seguridad y el orden”, en la Fiscalía.

Así lo señaló la comisionada general Vilma Reyes, Directora de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, quien confirmó que la actuación de los policías fue “negligente y poco profesional”.

El anunció de la investigación de Asuntos Internos fue hecho horas después de que la comisionada Granera recibiera en su despacho a la presidente ejecutiva del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, doctora Vilma Núñez, y otros funcionarios de ese organismo.

La tarde del pasado jueves, un grupo de miembros de los CPC atacaron a funcionarios del Cenidh y después de agredir al vocero de ese organismo, al periodista Héctor Calero, le robaron una cámara fotográfica. Esa acción fue observada de forma complaciente por los oficiales de Policía, que no hicieron nada para detener la acción delictiva a pesar de los pedidos de las víctimas.

Según relató la comisionada Reyes, los oficiales fueron desplegados al Ministerio Público para garantizar la seguridad de las personas y el orden en la zona, ante una solicitud que había planteado el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.


No se necesita denuncia ante lo obvio
La investigación fue ordenada a Inspectoría General de la Policía a través de Asuntos Internos, confirmó la jefa policial quien aclaró que no era necesaria la denuncia de una persona para que la Policía inicie una investigación.

“Nosotros actuamos por denuncias directas o públicas y obviamente hay un compromiso o obligación de la Policía”, dijo la comisionada Reyes, quien aseguró que la Jefatura de la Policía Nacional pidió nuevamente a la población a actuar de forma cívica y con respeto al derecho de los demás, durante lo que resta del proceso electoral.

Lo que no quedó claro es si la Policía Nacional también hará una investigación contra las personas que participaron en la agresión física, en el daño a los vehículos del Cenidh y contra quien robó la cámara fotográfica que utilizaba el periodista Calero.


Reunión programada
Reyes explicó que la reunión que sostuvo la comisionada Granera con la presidenta ejecutiva del Cenidh estaba programada desde hace días y no fue precisamente motivada por los hechos donde resultaron agredidos funcionarios de ese organismo defensor de derechos humanos.

“Obviamente se tocó el tema”, dijo Reyes, pero no dio mayores detalles sobre el caso. Lo mismo ocurrió en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.