•  |
  •  |
  • END

Hay emergencia. El doctor Edmundo Sánchez, Director de Vigilancia para la Salud Pública del Ministerio de Salud (Minsa), confirmó ayer los primeros dos casos de leptospirosis de las últimas lluvias, uno de los cuales se trató de una mujer, de 44 años, quien falleció “porque llegó tardíamente al hospital San Juan de Dios de Estelí”, explicó.

La señora, según el médico, vivía cerca del municipio de Limay una de las zonas de más alto riesgo por leptospira en el departamento. El otro caso fue “una niña de 9 años de la ciudad de Estelí. Pero ella ya está en tratamiento”, indicó el médico.

De acuerdo con el funcionario, las dos personas afectadas probablemente adquirieron la leptospirosis al ponerse en contacto con aguas contaminadas con orines de perros, ratas o ganado.

“Todos los casos se dan por eso”, reiteró. El Minsa reporta en lo que va del año 97 enfermos por leptospirosis, y 120 casos sospechosos en la última semana. Es decir, “hay menos casos respecto del año pasado, cuando hubo epidemia (más de 600 casos)”, argumentó.


Las medidas
Sin embargo, alertó que en estos momentos el país está en riesgo por las actuales condiciones climáticas. “Hay una lluvia constante como la del huracán Mitch, y la leptospirosis está presente como bacteria en todo el territorio nacional, por eso estamos insistiendo en la prevención: no exponerse a aguas contaminadas, no exponer el cuerpo para que no se enfermen”, refirió.

Carlos Jarquín, Director General de Servicios de Salud del Minsa, adelantó que ya orientaron a todos los Sistemas Locales de Atención Integral en Salud del país, ampliar el horario de atención.

Eso implica “atender en está situación de emergencia hasta donde sea necesario. Además, todos trabajarán este fin de semana (sábado y domingo) como si fuera lunes o martes para cubrir a la población (enferma)”, comentó.

Aparte de eso, el Minsa incrementó en un 20 por ciento el personal de las unidades de salud, según Jarquín. Aunque no especificó cifras absolutas al respecto.

Además, el ministerio está fumigando y abatizando, especialmente en las zonas de riesgo como Managua, Occidente y la zona Norte del país.

“Se está enviando cloro granulado y agua destilada también. Así como camas y casas de campaña a los Silais donde no hay un adecuado servicio de salud… estamos previendo entregar más medicinas (inclusive) esperando que en 10 días esté controlada la situación”, puntualizó Jarquín.