Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Les tomó tiempo, pero cumplieron con su meta. El Foro de Mujeres para la Integración Centroamericana (Fmica), que aglutina a más de 400 organizaciones, ya presentó a los negociadores centroamericanos y europeos su Agenda de Integración en el marco de la negociación del acuerdo de asociación, que discuten ambos grupos, y que incluye diálogo político, cooperación y un tratado de libre comercio.

Las mujeres aprovecharon la V Ronda de Negociación del acuerdo que aconteció en días recientes en Guatemala, para presentar sus propuestas al vocero negociador por la región, el vicecanciller de Guatemala Alfredo Trinidad, y al negociador por la UE en el pilar de diálogo político y cooperación, Petros Mavromichalis.

Haydée Castillo, coordinadora del Fmica, destacó que la propuesta del movimiento no es más que “un acuerdo centrado en la gente, en las mujeres, nosotras no queremos otro TLC como el de Estados Unidos”, recalcó.

Castillo detalló que la agenda incluye 28 puntos relacionados a ejes, como el de Diálogo Político, Relaciones Comerciales y Cooperación e Integración Regional.

Fmica propone de entrada en la agenda un proceso de negociación “transparente”, especialmente de los gobiernos y sus representantes, y que asegure total acceso a la información oportuna a la ciudadanía y acceso al movimiento de mujeres.

Relaciones más justas
En cuanto a comercio justo, plantean la creación de fondos que ayuden a patentar los conocimientos tradicionales, y promover que las mujeres artesanas creen sus propias denominaciones de origen; garantizar acceso a mercados para productos con la certificación de equidad de género como garantía de su producción.

Asimismo, recomiendan que se establezcan redes empresariales y un clasificador presupuestario de género, que permita medir de forma permanente el impacto de las políticas macroeconómicas en las mujeres centroamericanas. Aparte de eso demandan programas de capacitación en comercio electrónico, asistencia técnica, y asesorías en administración.

Por otra parte, sugieren excluir en la negociación comercial la seguridad alimentaria, la propiedad, el control de los recursos naturales y la biodiversidad de la región centroamericana.

En cooperación e integración piden que se rechace la directriz de retorno aprobada por la UE, que criminaliza a las personas migrantes de la región; y que los gobiernos velen por los derechos humanos de las mismas. Además insisten en la creación de un fondo de cohesión social para la equidad en la región centroamericana, del cual el 50 por ciento sea destinado para ayudar a las mujeres.


El peso
Las centroamericanas, según Fmica, representan el 49 por ciento de la población de la región y viven en condiciones generalizadas de empobrecimiento, exclusión social y discriminación por razones de género.

De acuerdo con la entidad, las mujeres que trabajan tienen entre 25 y 44 años y cuentan con empleos donde son mal remuneradas, pese a tener igual carga laboral que los hombres. “Mientras los hombres reciben como promedio un dólar por día, las mujeres solamente reciben 0.70 centavos por realizar la misma actividad”, ejemplifica Fmica.

A lo anterior se suma la falta de remuneración y reconocimiento del trabajo doméstico, que se agrega como una carga adicional a quienes también laboran fuera del hogar.