•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las adversidades climáticas de esta temporada no han sido impedimento para que unos ocho obreros trabajen en el adoquinado de la terminal de buses expresos Masaya-Uca Managua, situada al norte de la iglesia San Miguel.

Los usuarios de este servicio de transporte tienen que hacer largas filas en las afueras de la entrada principal, donde tienen que esperar para abordar el microbús que los conducirá a sus destinos.

Tal es el caso del estudiante universitario José Ramón Lacayo, quien aseguró no afectarle en nada esperar el microbús, porque sabe que están reparando y es para el bienestar del usuario.

Mejoran condiciones

Doña Nubia Abdalá de Quiñónez, propietaria de las instalaciones donde funciona la terminal de buses, informó que decidió endeudarse para brindarle mejores condiciones a los usuarios, ya que en la temporada de lluvias el lugar se convierte en un lodazal y en el verano son cantidades de polvo, tal como ocurre en el Mercado Municipal “Ernesto Fernández”.

Abdalá no precisó el monto de la inversión, pero se aventuró a decir que ronda los C$500,000 y espera sea entregada este sábado, para que así todo vuelva a la normalidad.

Aumentará el arriendo

“Esta inversión implica un aumento en el arriendo, pero eso lo determinaré con los socios”, afirmó Abdalá Quiñónez.

Por su parte, Gladys Roa, secretaria de la Cooperativa de Servicios Múltiples de Transporte 17 de Mayo, manifestó que están satisfechos con las mejoras, porque aparte de brindar un buen servicio a los usuarios, los transportistas no dañarán las unidades.

Asimismo, no cree que aumenten el pasaje, porque los únicos indicados para hacerlo son el delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura o el director de Transporte de la Alcaldía de Masaya.

“Si va a haber un aumento en el arriendo, esto mermará las ganancias de los socios, pero más adelante se verá si será o no factible”, señaló Roa.

Mientras, el transportista Fredy Conto afirmó que por unidad pagan C$10, independientemente de las vueltas que den, pero por lo general son tres vueltas.

“Nuestros usuarios meta son los universitarios y los trabajadores, pero sufrimos pérdidas los domingos porque nadie estudia ni trabaja. Y aún más cuando vienen las vacaciones de los jóvenes”, mencionó el transportista.