•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ocho días antes de morir, Erlin José Alemán Picado, la octava víctima mortal del dengue en lo que va de 2013, no salió a platicar con sus amigos del barrio, ni hizo ejercicios como todos los días. Su mamá, Darling Picado Mendoza, lo encontró acostado y con fiebre, por lo que decidió darle Acetaminofén.

Sin embargo, en los días posteriores el joven llegó a sufrir constantes vómitos y diarrea, y a depender de un ventilador artificial, hasta que falleció el pasado domingo a las 11:47 p.m.

Alemán Picado estuvo internado siete días en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca” (dos en Sala de Observación y cuatro en la Unidad de Cuidados Intensivos), y su epicrisis dice que las causas de su muerte fueron un shock séptico, una neumonía asociada a ventilación y dengue grave.

Patio de casa colinda con cauce

El joven de 18 años y estudiante de tercer año de secundaria, vivía con su papá, con su mamá y con su hermana menor en una casa cuyo patio colinda con un cauce, en el barrio Tierra Prometida, del Distrito III de la capital, donde es notoria la abundante cantidad de zancudos, y se forman charcos de agua sucia en las calles de tierra.

“El viernes (11 de octubre) a las 7:00 a.m. fue la última vez que vi a mi hijo con los ojos abiertos”, asegura Picado Mendoza, quien cuenta que al ver que la Acetaminofén no hizo ningún efecto, le dio Ciprofloxacina, creyendo que se trataba de una infección renal, pero eso tampoco ayudó a que le bajara la fiebre, que oscilaba entre los 36 y 39 grados centígrados.

Le diagnostican dengue

En la madrugada del lunes 7 de octubre Picado Mendoza le volvió a dar a su hijo Acetaminofén más una limonada caliente, y eso sí hizo desaparecer la fiebre, por lo que a eso de las 9:00 a.m., asistieron al Centro de Salud “Edgar Lang”, en el barrio San Judas, donde le realizaron un examen de sangre y le diagnosticaron dengue clásico.

“El doctor dijo que tenía 140,000 de plaquetas, muy bajo, y que llegáramos al día siguiente (martes), pero el mismo lunes en la noche decidí llevarlo al ‘Lenín Fonseca’”, narró Picado Mendoza. Ahí los médicos confirmaron el diagnóstico de dengue clásico, lo dejaron internado, y le hicieron una placa y un ultrasonido para cerciorarse de que no se trataba de dengue hemorrágico.

Fue el martes por la mañana que la situación se tornó preocupante. Alemán Picado sangró de las encías mientras se estaba cepillando los dientes, y también comenzó a vomitar todo lo que ingería.

Empeoró

El miércoles, los doctores decidieron ponerle plaquetas, y según su mamá, el joven empeoró con este procedimiento. “Se le inflamó el abdomen y me dijo que sentía que le faltaba la respiración”, señaló.

El jueves volvieron a ponerle plaquetas, pero el viernes tuvieron que ingresarlo a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, donde permaneció hasta que falleció.

Preocupados por amenaza de dengue

Los pobladores del barrio Tierra Prometida, en el Distrito III de Managua, se sienten amenazados por el dengue, pues dicen que aunque lleguen las brigadas de fumigación y de abatización, no deja de haber zancudos por el cauce que colinda con los patios de varias viviendas, y por los charcos que se forman en sus calles de tierra.

Varios vecinos, como Bernarda Solís Vega, se quejaron también de que la Alcaldía de Managua haya colocado cerca de sus casas un contenedor de basura, y aseguraron que ya hay varios casos de dengue en este barrio.

“Estamos con miedo, yo ando tocando a mis hijos a cada rato para ver si tienen fiebre”, expresó Lorna Muñoz Vásquez.

 

3,500 casos

Hasta el momento, las autoridades de Salud han reportado la muerte de ocho personas por dengue, y la última cifra sobre el número de casos confirmados a nivel nacional fue de 3,500.

 

Lea más: Joven de Managua es la octava víctima del dengue

                Cierre de puertas a fumigadores puede ser mortal

                 Dengue más agresivo