•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La propuesta de reforma a la Ley 306, o Ley de Incentivos para la Industria Turística, que ha sido promovida sin éxito por el sector privado desde hace dos años, será retomada por el Gobierno tras un análisis de la situación actual del Turismo en Nicaragua.

El diputado Pedro Joaquín Chamorro, presidente de la Comisión de Turismo de la Asamblea Nacional, se reunió ayer con representantes del sector para definir diferentes temas que serán discutidos en el Parlamento.

Desde mediados de 1999, Nicaragua cuenta con una ley que procura promover el desarrollo de su industria turística. Este reglamento brinda una serie de incentivos, sin embargo, no incluye algunos segmentos como el turismo médico y residencial para extranjeros.

Lucy Valenti, miembro de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, indicó que la necesidad de reformar la ley surgió a través del desarrollo de nuevas actividades turísticas que no fueron contempladas en la legislación actual.

La Ley 306 establece como mínimo una inversión de US$50,000 para aplicar a incentivos fiscales, lo cual queda fuera del alcance de las micro, pequeñas y medianas empresas. La propuesta de reforma es que el nuevo mínimo sea de US$10,000.

“El tema del turismo residencial, incentivos para proyectos integrales que incorpora hoteles, actividades, servicios turísticos, y además una zona residencial como un complejo turístico. Incorporar el tema de turismo médico, resolver algunos vacíos en la Ley en relación con la Junta de Incentivos, son algunos de los planteamientos por resolver”, indicó Valenti.

Falta Ley de Marinas

También discutirán la necesidad de crear una Ley de Marinas, dirigida a un segmento de clase alta.

“Planteamos la necesidad de que exista la Ley de Marinas, porque es un segmento importantísimo. Hay proyectos, pero Nicaragua no está siendo competitiva, porque hay una serie de cobros y tasas que se cobran de forma irregular a las embarcaciones que entran (al país), sin ningún sentido, por encima de otros países de la región”, dijo Valenti.

El diputado Chamorro dijo que esta Ley le permitirá a Nicaragua competir con el turismo de “alta gama”.

“Para que gente que tiene yate pueda venir a Nicaragua, quedarse con un permiso temporal, es decir, que no tenga que pagar un impuesto de introducción por el yate, porque eso no va a quedarse en el país. Es gente que viene por un tiempo y se va y deja fuertes ingresos”, afirmó Chamorro.