•  |
  •  |
  • END

Por años, los gobiernos y los distribuidores de energía han manejado las anonadantes alzas en la tarifa eléctrica con el argumento que nuestras generadoras son fundamentalmente alimentadas con búnker y diesel. En un lapso de tres meses, el precio del barril de petróleo ha retrocedido en un 50 por ciento, y cada día baja más, pues en entre julio y lo que va de octubre la caída del barril del petróleo ha sido de 76 dólares.

La presión de los consumidores en los medios contra funcionarios y petroleras ha producido sensibles bajas en el precio del gas licuado y algún alivio en los de los combustibles que se despachan en las gasolineras. Pero la pregunta del millón sigue en el aire: ¿por qué no baja la tarifa de la luz?

De pequeñas a enormes ganancias
La respuesta de la distribuidora que no necesita hacerla pública es evidente: si antes con toda clase de confrontaciones mantenía su rentabilidad en relación con la inversión, hoy debe estar alcanzando altísimas ganancias, justo después que el gobierno lograra un acuerdo de entendimiento con esa empresa en donde se precisa que ambos ahora son socios.

Sin embargo, del sector público, del Ministerio de Energía y Minas del “Pueblo Presidente”, sólo hemos alcanzado a oír que en lo que resta de este año y parte del próximo, seguiremos pagando “deudas caribes” y que no habrá ninguna baja en la tarifa eléctrica.

Cualquier gobierno serio estuviera en estos momentos aliviando las cargas económicas familiares y aumentando la capacidad productiva haciendo bajar el cobro de la energía que está aplastando domicilios, comercios, industria y transporte.


Generador confirma
Para Gonzalo Salgado, Coordinador de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC, resulta curioso que la primera voz que se pronuncia en ese sentido viene de las generadoras privadas en declaraciones del gerente general de la Empresa Energética Corinto, César Zamora.

Pues, según Zamora, entre agosto y lo que va de octubre, el valor del búnker se ha reducido de 120 dólares por barril a unos 60 dólares. “Hemos visto reducciones importantes de un máximo de 120 dólares el barril de búnker y ya llegó a 60 dólares... ha sido una reducción en los últimos tres meses sustancial”, refirió Zamora.

Agregó que toda lógica es que “en la medida que bajan los costos del búnker baja nuestra facturación, sin embargo, no hemos sido suficientemente consistente en la regulación de Nicaragua y por eso no vemos los efectos en la reducción de la tarifa, porque no lo hemos hecho mes a mes, sino que siempre hemos estado manejando la regulación de manera política, y por eso no vemos la reducción en la tarifa”.

A manera de ejemplo, reveló que de julio a agosto la factura por venta de energía a Unión Fenosa se redujo de siete millones de dólares a 4.5 millones de dólares, es decir, que la empresa distribuidora se ahorró al menos 2.5 millones de dólares por la caída del barril del búnker en ese mes y con esa empresa.

En el periodo del gobierno actual, es decir, entre enero de 2007 y septiembre pasado, las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, han aplicado una alza brutal del 34.18 por ciento en la tarifa eléctrica. El pretexto siempre ha sido el mismo: el incremento constante del precio del barril de búnker o fuel oil, pues en nuestro país, el 80 por ciento de la electricidad que se genera es a base de ese derivado del crudo, además del diesel.


Pagamos deudas de ENEL
Para colmo, el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, confesó que parte de la deuda que la estatal Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, tiene con Alba–Caruna, será cargada a los clientes de Fenosa, pues será hasta a más tardar en abril del próximo año que se pudiera bajar la tarifa con la condición de que los precios de los hidrocarburos continúen cayendo.

“En un período de tres meses o cuatro meses se mantiene la tarifa para que se le restituya a ENEL esa cantidad (deuda con Alba-Caruna), y que ENEL a su vez se la pague”, dijo el ministro este jueves en la Asamblea Nacional, minutos antes de revelar que los 388 millones de córdobas que los diputados aprobaron desembolsar para supuestamente pagárselos a Petronic, en realidad fueron triangulados a Caruna.


Red llama a estar alerta
Ante esa situación, el coordinador de la Red, Gonzalo Salgado, hizo un llamado a los diputados, especialmente a los que integran la Comisión de Infraestructura, para que “estén alerta” ante cualquier “proceso oscuro” que pueda ocurrir, pues al parecer están aplicando desde ya el Protocolo de Entendimiento sin antes haber sido ratificado por los parlamentarios, algo que considera debe aclararse si es legal o no.

Además, señaló que aunque el INE ha revelado la fórmula para calcular los precios de la tarifa eléctrica, lo cierto es que oculta los datos oficiales, tales como precios reales, precios estimados, cómo se calculan los precios estimados, entre otros detalles que debería por lo menos “colgar” en su sitio web.

Añadió que los diputados y los ciudadanos deben “ponerle mente” a los comentarios antes expuestos por Rappaccioli y por Zamora, pues al parecer existe un conflicto de intereses entre generadores privados y estatales, sobre todo ahora que el gobierno está actuando como generador, como socio de la empresa y como regulador a la vez. “Situación que es más compleja”, concluyó Salgado.