•   Managua y San José  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La decisión de aplazar por segunda vez el cobro de multas a los extranjeros que se encuentren indocumentados en Costa Rica, y a los empleadores que mantengan contratadas a personas con una condición migratoria irregular, fue confirmada al Diario La Nación (costarricense), por Freddy Montero, viceministro de Gobernación del vecino país.

La ley entraría en vigor el próximo miércoles 23 de octubre, sin embargo, se pospondrá su aplicación. Las propuestas planteaban que la nueva prórroga fuera de nueve meses y otros por año y medio, ante lo cual el funcionario dijo que los detalles serán confirmados cuando se publique el nuevo decreto.

Martha Cranshaw, representante de la organización nicaragüense Nicamigrantes, comentó que el decreto sería firmado por la presidenta Laura Chinchilla, pero por el retraso que tuvo la mandataria en Panamá, no se publicó de forma inmediata.

La representante de Nicamigrantes, quien arribó el domingo de Costa Rica, señaló que esta es la segunda vez que se aplaza la disposición de las multas, y que la propuesta de la prórroga fue planteada por empresarios del sector agrícola, sindicatos y trabajadores del sector, además, es apoyada por organizaciones de migrantes en Costa Rica como Astrodomes.

Multas afectarían cosechas

Cranshaw indica que de aplicarse las multas en este período del año crearía repercusiones no solo en los trabajadores extranjeros, que en su mayoría son nicas, sino también para las empresas agrícolas empleadoras. Entre los principales productos agrícolas de exportación están el café y la naranja, pero en estos momentos Costa Rica urge de mano de obra para levantar las cosechas de melón, banano, caña y piña, entre otros.

Quxabell Cárdenas, representante de la organización Enlaces Nicaragüenses, explicó que en muchos casos los afectados son personas de escasos recursos que tienen muchos años de estar en el país y que se desempeñan en oficios domésticos, en la construcción y en labores agrícolas.

Alto costo de documentos

Según Cárdenas, estas personas no han logrado legalizarse, porque los costos para obtener todos los documentos son muy altos, y los salarios que ellos reciben apenas les alcanzan para pagar las necesidades básicas.

Ramón Barrantes, representante costarricense de la Coordinadora de Sindicatos Bananeros de Costa Rica, dijo que muchas empresas están enviando notificaciones a sus empleados inmigrantes para que se regularicen, o de lo contrario tomarán otras medidas, como el despido, por temor a las multas para aquellos empleadores que tengan trabajadores irregulares

en sus empresas.

 

Segunda prórroga

La actual Ley de Migración y Extranjería 8764, en su artículo 33 contempla sancionar a los migrantes con una multa de US$100 por cada mes de estadía irregular o, en su defecto, no permitir a esa persona el ingreso a Costa Rica por el triple del tiempo de su permanencia en tal situación; también serían multados los empleadores con entre dos y 12 veces el monto de un salario base, según sea la gravedad de los hechos.

La ley planteó que las sanciones comenzarían a aplicarse a partir de abril de 2013, pero a través de un decreto se estableció el vencimiento de la prórroga para el 23 de octubre de 2013, período que el Gobierno de Costa Rica tiene la disposición de extender.

 

Nicas en Costa Rica

385,899 inmigrantes residentes, según el censo de Costa Rica

74.6% (287,000 migrantes en Costa Rica) son nicaragüenses.

47,000 nicas migrantes en Costa Rica aún no tienen su documentación en regla