•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En términos organizativos, Bluefields está mejor preparada para enfrentar un huracán como el Joan, que derribó hace 25 años el 90% de las viviendas de esa ciudad, lo que provocó cambios ecológicos y en la infraestructura del municipio, aseguraron las autoridades a cargo de los comités de emergencia.

Verónica Johnson, concejala regional la RAAS, sostiene que están organizados y capacitados a nivel municipal y de barrio. “Estamos educando a la población para que sepa cuáles son los refugios y quiénes están encargados”, dijo.

“Estamos preparados para maremotos también. Hay diferentes comisiones para movilizar a las personas que están cercanas a la bahía. Hay comisiones especiales por huracanes”, explicó Johnson.

Johnny Hodgson, delegado del Sinapred en Bluefields, sostuvo que actualmente pueden responder con los suministros que tienen guardados en bodegas especialmente construidas para eso. “Al menos tenemos 4,000 colchones en bodegas, miles de yardas de plástico, mecates, hamacas, y se van a construir otras bodegas de suministro alimenticio, pero no creo que sea en Bluefields. Los alcaldes decidieron que se hiciera entre Laguna de Perlas y Kukra Hill, porque es el lugar más accesible desde Managua”, precisó Hodgson.

Pero no hay buenas construcciones

De acuerdo con un documento oficial titulado “Plan de Respuesta Municipal con Enfoque de Gestión del Riesgo”, en el municipio hay unas 14,146 viviendas.

Ciril Omier, quien durante el huracán Joan estuvo al frente de la Cruz Roja, considera que en términos de construcción la ciudad no está preparada para enfrentar un ciclón con el poder del Joan.

“No estoy seguro de si están mejor preparados, porque creo que las construcciones no están siguiendo las normas para enfrentar un huracán. No hemos aprendido a construir, ahora construyen con concreto, pero no con las normas”, dice Omier.

Área rural, la más vulnerable

El informe del Sinapred proporcionado por la Alcaldía, precisa que en el área rural predominan las viviendas construidas de madera y de paja con piso de tierra. “Las viviendas, generalmente, tienen dos divisiones y un elevado nivel de hacinamiento, con un promedio de 8 a 10 personas por vivienda, con mayor predominio en la zona rural”.

El citado documento indica que en el casco urbano se ha dado un incremento en la construcción de viviendas de concreto y de mampostería, “para lo cual no se está aplicando las normas de construcción de acuerdo con las exigencias y normas del código establecido”.

“Los materiales utilizados no son de la calidad requerida, principalmente si nos referimos a las propiedades de los materiales, como es el caso de la arena, con alto contenido de sales que, en corto tiempo, corroen el hierro y no logra dar la resistencia necesaria a la mezcla después de fraguada. Por otro lado, han proliferado las viviendas de dos plantas construidas con todo tipo de materiales, sin prestar atención a las medidas específicas para este tipo de edificaciones”, contiene el documento oficial.

 

Bluefields en cifras

Bluefields tiene poco más de 55,000 habitantes. De estos, 47,856 se encuentran asentados en el área urbana. La ciudad cuenta con 17 barrios urbanos y 52 comunidades en el área rural.

 

Experiencia preventiva

El jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, coronel Rogelio Flores, recordó que en la década de los 80 existía todo un modelo organizativo que permitió las evacuaciones multitudinarias y evitó grandes cantidades de muertos.

Sin embargo, según Flores, fue tras la devastación que provocó el huracán Mitch en 1998, que se creó un respaldo jurídico, donde se incluyó la presencia y el trabajo activo de todas las instituciones estatales a través del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.