•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y el Ministro del Trabajo y la Seguridad Social, Olman Segura, firmaron el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, que ofrece una serie de garantías a las trabajadoras y trabajadores domésticos, lo que beneficiará a miles de nicaragüenses.

Rosita Acosta, fundadora de la Asociación de Empleadas Domésticas de Costa Rica, afirmó a El Nuevo Diario que este es un logro alcanzado por la organización que aglutina a unas 2,500 trabajadoras, en su mayoría mujeres nicaragüenses, además de costarricenses y de otras nacionalidades centroamericanas.

“Esta fue una lucha de 18 largos años y en los dos últimos trabajamos sin cesar para que la presidenta (Chinchilla) ratificara con su firma el Convenio”, sostuvo.

La Asociación de Empleadas Domésticas de Costa Rica defiende desde hace 23 años los derechos laborales de las trabajadoras domésticas.

El Convenio protege a las trabajadoras domésticas contra todas las formas de abuso, acoso y violencia que muchas veces cometen los patronos, en especial contra las empleadas domésticas nicaragüenses, que no tienen sus documentos al día y que son vulnerables a la violación de sus derechos, como el no pago del seguro social o son obligadas a trabajar por más de las ocho horas estipuladas en el Código del trabajo.

También establece un periodo de descanso semanal de al menos 24 horas, y faculta a las empleadas a recibir información sobre los términos del contrato laboral y les otorga el derecho a tener un trabajo seguro y en un ambiente saludable.

“Era importante dar el paso del convenio porque viene a afianzar todo lo que es el marco legal que ya existe en el país. Es una ley de mayor rango y le da más fuerza a las garantías que ya existían, y viene a expresar la voluntad del Estado costarricense frente al trabajador y trabajadora doméstica, de garantizar la mayor protección posible a sus derechos laborales”, expresó ayer Chinchilla, tras firmar el convenio.

En Costa Rica existen alrededor de 135,512 hogares con servicio doméstico, equivalentes a una población laboral de 13,112 hombres y 122,400 mujeres que cumplen ese trabajo, y según Astradomes, al menos el 40 % de este sector laboral son nicaragüenses.