•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Más de 300,000 niños y adolescentes de Nicaragua, en su mayoría de 10 a 17 años, trabajan en la agricultura, el comercio, los servicios y la minería

artesanal para ayudar a sus familias a sobrevivir, informó una fuente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La OIT dio a conocer una encuesta de hogares que el Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos (Inide) realizó en 2010, en la que encontró alrededor de 330,000 niños trabajadores de cinco a 17 años.

La oficial en Nicaragua de la OIT, Bertha Rosa Guerra, dijo a la AFP que estos menores trabajan en los sectores de la agricultura, el comercio y los servicios.

Guerra indicó que actualmente la mayoría de los menores trabajadores son niños y adolescentes --de 10 a 17 años-- que comparten “escuela con trabajo”.

Menores en actividades de buceo

Según el estudio, cuyos resultados son preliminares, el porcentaje de menores de 18 años que trabajan aumentó en un 17% entre 2005 y 2010.

El trabajo infantil se concentra, principalmente, en las plantaciones cafetaleras y agrícolas de los departamentos Matagalpa y Jinotega (norte), y en la minería artesanal y el buceo en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Los datos divulgados muestran una disminución del 20 al 6, el porcentaje de los niños trabajadores entre los cinco y los 10 años, así como una baja de alrededor del 50% en el analfabetismo, es decir, de niños que no van a la escuela y no saben leer ni escribir, dijo Guerra.

Recomiendan campaña intensa

Este es un respaldo a las medidas educativas del gobierno, que ha realizado esfuerzos para evitar la deserción escolar.

La legislación nicaragüense permite trabajar a los niños mayores de 14 años, sobre todo en las zonas agrícolas, donde las familias los emplean en labores de la tierra.

La funcionaria indicó que es necesario impulsar una campaña más fuerte en Nicaragua para cumplir con la meta de erradicar las peores formas de trabajo infantil para 2016 y eliminarlo para 2020.

Guerra estima que existe un número “invisible” de niñas que son ocupadas en el trabajo doméstico, sobre todo en el campo, que no han sido incluidas en el censo oficial.

 

En riesgo

Según datos oficiales, además del trabajo infantil, hay alrededor de 25,000 niños y adolescentes que